El Pentágono desiste de crear fuerza rebelde en Siria

El gobierno estadounidense se propone concentrarse en pertrechar y apoyar a los grupos existentes que ya combaten a los extremistas del Estado Islámico.

 El gobierno estadounidense ha desistido de su objetivo de crear una nueva fuerza de rebeldes sirios moderados, a fin de concentrarse en pertrechar y apoyar a los grupos existentes que ya combaten a los extremistas del Estado Islámico en Siria, dijeron el viernes fuentes oficiales.

El cambio, del que se dieron algunas pistas hace semanas por las divulgaciones de que apenas se había logrado entrenar a un puñado de rebeldes, tiene el objetivo de tomar mayor ventaja del poder aéreo de Estados Unidos, que ahora podrá tener una mayor participación luego de que Turquía permitió que cazas estadounidenses operen desde su territorio.

Pero no se espera que dé un nuevo impulso a una lenta, algunos dirían que estancada, campaña dirigida por Estados Unidos contra el Estado Islámico.

El objetivo es trabajar con unidades de rebeldes ya establecidas "para que con el tiempo puedan concentrarse en tomar territorio aún controlado por el grupo EI", dijo el secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook.

El cambio también refleja una preocupación creciente en el gobierno del presidente Barack Obama de que la intervención rusa ha complicado el campo de batalla sirio y ha fortalecido al presidente Bashar Assad.

Mientras tanto, la CIA ha entrenado desde el 2013 a unos 10.000 rebeldes para luchar contra fuerzas de Assad. Aquellos grupos lograron avances importantes contra los bastiones de los alauitas, la secta a la que pertenece Assad, pero ahora están bajo bombardeo ruso.

El gobierno de Obama ha sido muy criticado en el Congreso por el fracaso del enfoque actual en Siria, y dichas críticas han aumentado debido a las poderosas medidas rusas de lanzar ataques de misiles teledirigidos desde buques y desplegar aviones de combate y armamento en campos de batalla, acciones que han tomado por sorpresa a Estados Unidos y que han enfatizado el fracaso del programa de 500 millones de dólares para entrenar y equipar a rebeldes.

"El gobierno ha tenido una política débil e inadecuada en Siria, y una política débil e inadecuada contra el grupo EI", dijo el republicano Mac Thornberry, de Texas, presidente de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes. "Modificar un programa, incluso si fuera exitoso, no solucionará el problema".

El secretario de Defensa Ash Carter informó el viernes que el nuevo enfoque del Pentágono va en línea con la fórmula básica del gobierno de darle mejor uso al poder aéreo de Estados Unidos y la coalición al coordinarse con rebeldes en tierra en contra del EI.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 23:44
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 23:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"