Rajoy: Es “falso e injusto” atribuir al gobierno la imputación de Mas

"No tenemos nada que ver con decisiones del Tribunal de Justicia de Cataluña y, lo único que hacemos, es acatarlas y respetarlas", dijo el presidente español.

Mariano Rajoy consideró hoy "falso y profundamente injusto" atribuir al gobierno español la decisión judicial sobre el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, quien fue imputado el miércoles por el referéndum simbólico soberanista que convocó en 2014 en la región española.

"El gobierno no tiene nada que ver con las decisiones que adopta el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y, lo único que hacemos, como con cualquier otro tribunal, es acatarlas y respetarlas", dijo ante los periodistas en el Congreso de los Diputados.

Mas tendrá que declarar el 15 de octubre en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La fiscalía lo acusa de desobediencia, usurpación de funciones, malversación de caudales públicos y prevaricación por la consulta simbólica del pasado año.

Junto a él fueron imputados dos altos cargos de su gobierno: la entonces vicepresidenta, Joana Ortega, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau.

El jefe del Ejecutivo catalán negó hoy haber cometido un delito de desobediencia y atribuyó la querella que motivó su imputación a la reacción "rabiosa" del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

"Legalmente no desobedecí. Políticamente lo que hubo fue una rebelión democrática contra el Estado español por poner las urnas", dijo en una entrevista a la emisora Catalunya Ràdio.

La querella por la consulta no oficial "fue la reacción de un gobierno herido en su orgullo, rabioso, que actúa a la brava e incapaz de dialogar. Hará todo lo posible para ver si se me puede cargar", expresó.

La decisión judicial llegó dos días después de las elecciones en clave plebiscitaria celebradas en Cataluña. Las ganó la lista separatista impulsada por Mas, Junts pel Sí, pero sin mayoría absoluta, por lo que el futuro político del jefe del Ejecutivo está en el aire, al depender para formar gobierno de un partido que no le quiere como presidente, la CUP.

El jefe del gobierno catalán quiso celebrar el 9 de noviembre un referéndum de autodeterminación. El Ejecutivo de Mariano Rajoy lo recurrió al Tribunal Constitucional, basándose en que solo el Ejecutivo nacional puede convocar consultas según la Constitución.

La corte suspendió el referéndum y Mas anunció una consulta simbólica el mismo día con las mismas preguntas, pero sin censo previo ni medidas de supervisión y control al no ser oficial. El Constitucional la suspendió también tras otro recurso del gobierno de Rajoy, pero Mas siguió adelante y se celebró el 9 de noviembre.

La corte declaró posteriormente inconstitucionales tanto el referéndum inicial que quiso hacer como la consulta simbólica que acabó celebrándose.

Mas explicó hoy que la consulta alternativa que impulsó era diferente a la inicialmente suspendida. Dijo, además, que su gobierno se dirigió al Constitucional para preguntar qué era lo que suspendía exactamente del "proceso participativo" y que el tribunal no respondió.

"Si me inhabilitan y seguimos sujetos al ordenamiento jurídico español, tendrá unas consecuencias. No podemos salir de la realidad. Otra cosa es si llegamos a hacer ordenamiento jurídico catalán y de acuerdo con un Estado catalán", expresó.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 13:19
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 13:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"