ONU: Obama promete que EEUU seguirá "liderando ayuda al desarrollo"

Lo dijo en la Cumbre de Desarrollo Sostenible. En tanto, Dilma Rousseff dijo que su país quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró hoy ante la Cumbre de Desarrollo Sostenible de la ONU que Estados Unidos se compromete a seguir siendo el país que más ayuda brinda, mientras que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo que quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En la cumbre, numerosos líderes mundiales discuten una serie de objetivos de desarrollo globales que fueron adoptados oficialmente el viernes, los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs, por sus siglas en inglés), y que deberán ser cumplidos durante los próximos 15 años.

"El mundo puede confiar en la amistad y generosidad del pueblo estadounidense", dijo Obama en Nueva York. "No se trata de limosnas, sino de una de las inversiones más inteligentes en nuestro propio futuro. Estoy convencido de que muchos conflictos, crisis de refugiados e invasiones podrían haber sido evitados si los Estados hubieran invertido más en sus niños", agregó.

"El desarrollo funciona... podemos romper con el ciclo de pobreza, la gente y los países pueden elevarse hacia la prosperidad", afirmó. "Hoy estoy comprometiendo a Estados Unidos a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible", apuntó.

Obama también dijo que las políticas de desarrollo deben ser revisadas permanentemente. "Debemos aprender del pasado y preguntarnos dónde cometieron errores dadores y receptores. Y entonces debemos doblar nuestros esfuerzos en los puntos exitosos y modificar cosas en los métodos menos exitosos".

Para ello es necesario abandonar la distinción entre países en desarrollo y desarrollados. "Ya que en todo país hay una brecha entre ricos y pobres y debemos luchar contra ello en todos los países".

Previamente, Rousseff había dicho que Brasil, el quinto país más grande del mundo, quiere reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2025 en un 37 por ciento respecto a los niveles de 2005. El objetivo es aún más ambicioso en 2030, cuando pretende que la caída de las emisiones llegue al 43 por ciento.

Además, Rouseff anunció una considerable reducción de la tala de selva tropical ilegal, que la jefa de Estado pretende reducir a cero hasta 2030. Además prometió reforestar 12 millones de hectáreas y restaurar otras 15 millones de pastos deteriorados.

Por su parte, el presidente francés François Hollande indicó que la cumbre del clima a fines de año en París será la primera prueba para los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

"La protección del clima es la gran responsabilidad de nuestra generación y no podemos permitirnos no hacernos nada", dijo Hollande. "Lamentamos cómo nos manejamos con los recursos naturales de nuestro planeta. Ahora debemos combatir las consecuencias", expresó.

Pese a los enormes avances, aún hay mucho padecimiento sobre la Tierra: "Mil millones de personas deben sobrevivir con no más de 1,25 dólares al día. Uno de cada nueve pasa hambre. 250 millones de niños no pueden leer ni escribir. Y cientos de miles de personas están huyendo", dijo Hollande.

El primer ministro británico David Cameron llamó a los líderes de los países desarrollados a cumplir con sus promesas de ayuda. "Les digo a mis compañeros líderes mundiales de los países desarrollados que estuvimos haciendo estas promesas de ayuda durante años, ahora cumplámoslas todos", aseveró.

Se manifestó "encantado" de que poner fin a la pobreza extrema esté en el centro de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible y llamó a los líderes mundiales a utilizar todas las estrategias necesarias para poner fin a la pobreza.

"Necesitamos una asociación global para asegurar que todas nuestras políticas sobre asuntos como impuestos, comercio y transparencia realmente ayuden a proveer progreso para los más pobres", aseveró.

Por su parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, subrayó la importancia de las reestructuraciones de deuda como base para el desarrollo y la recuperación económica en su discurso. "No podemos hablar de erradicar la pobreza y el desempleo a menos que podamos discutir sobre cómo construir o mejorar Estados de bienestar en vez de destruirlos", dijo Tsipras.

"Debemos distanciarnos de la idea neoliberal de que los mercados son los únicos que pueden asignar recursos en la economía", señaló.

A su turno, el primer ministro japonés Shinzo Abe dijo que su país invertirá en infraestructura de calidad en Asia y África y ayudará a proteger personas en situaciones de vulnerabilidad, incluyendo la preparación para crisis de salud pública.

Por su parte, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, dijo que Ucrania no podrá cumplir con los objetivos en tanto Rusia no ponga fin a su agresión militar.

El mandatario, quien señaló que la paz y la libertad son fundamentales para el desarrollo, indicó que las acciones de Rusia hicieron retroceder a Ucrania social- y económicamente, además de dañar su medio ambiente. "El desarrollo sostenible no es posible donde se escuchan explosiones y gente pacífica es asesinada", afirmó.

El ministro del Exterior ruso Serguei Lavrov, quien habló inmediatamente después de Poroshenko sin hacer referencia al actual conflicto en Ucrania, llamó a los Estados miembros de la ONU a apoyar a las naciones en desarrollo para lograr un sistema financiero global más justo. Añadió que Rusia brindaba ayuda sin condiciones.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 06:27
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 06:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"