Histórica participación en Cataluña en comicios cruciales para España

Los partidos no secesionistas confían en que la alta movilización frene al independentismo, que lidera las encuestas y amaga con proclamar un Estado catalán en año y medio.

En unos comicios que el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, ha logrado convertir en un plebiscito de facto sobre la independencia, el 63,14 por ciento de los 5,5 millones de ciudadanos llamados a las urnas había votado a las 18:00 horas (local), a dos horas del cierre de los centros electorales, una participación parcial histórica.

Son casi siete puntos más que la que hubo a la misma hora en los últimos comicios regionales, los de 2012, según datos oficiales del Ejecutivo catalán. Y está cerca de la participación total de aquella cita con las urnas, cuando se alcanzó el récord en unas elecciones catalanas, con el 67,76 por ciento.

Los partidos no secesionistas confían en que la alta movilización frene al independentismo, que lidera las encuestas y amaga con proclamar un Estado catalán en año y medio. El voto por correo creció un 56 por ciento frente a 2012, cuando se batieron récords con una participación final de casi el 68 por ciento.

Las filas que se vieron desde por la mañana, en algunos colegios de Barcelona antes incluso de la apertura a las 9 horas (local), anticipaban ya una gran afluencia. El propio Artur Mas tuvo que esperar media hora para poder votar.

"Hay una gran victoria de la democracia", proclamó tras hacerlo en Barcelona. "La democracia ya ha ganado en Cataluña, ha ganado en España, ha ganado en Europa y en el mundo", insistió.

Estos comicios son para él un sustituto del referéndum de autodeterminación que el gobierno español de Mariano Rajoy le impidió celebrar en noviembre de 2014 con una impugnación ante el Tribunal Constitucional. "Nos ha costado mucho poder poner las urnas", dijo ante la prensa en catalán, español, inglés y francés.

Artur Mas ha impulsado la formación de una candidatura unitaria independentista, Junts Pel Sí (Juntos por el Sí), integrada por su partido, Convergència; Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y personas procedentes de movimientos civiles secesionistas.

Si logra mayoría absoluta en el Parlamento regional (un mínimo de 68 de los 135 diputados), pretende liderar un gobierno de concertación que siente las bases para proclamar la independencia de la región más rica de España en un plazo máximo de año y medio.

Mariano Rajoy asegura que hará todo lo que esté en su mano para impedirlo. Confía en frenar la secesión en caso de necesidad con la reforma que permitirá al Tribunal Constitucional suspender a Mas en el cargo y que aprobará el Parlamento español la semana que viene.

Junts Pel Sí lídera las encuestas, aunque estas indican que para lograr la mayoría absoluta tendrá que contar posiblemente con la CUP, un partido secesionista y antisistema de izquierdas que rechazó integrarse en la candidatura unitaria. Mas tendría entonces un problema, ya esa formación no lo quiere como jefe del Ejecutivo.

Las instituciones europeas y dirigentes de la Unión Europea como la alemana Angela Merkel y el británico David Cameron han avisado de que una Cataluñaindependiente quedaría fuera del bloque. La secesión la excluiría también de organizaciones supranacionales como la OTAN.

El Partido Popular (PP) de Rajoy, así como el Partido Socialista (PSOE) y el resto de las fuerzas antisecesionistas han intentado movilizar durante la campaña a la "mayoría silenciosa" antiindependentista que aseguran que existe en la región.

Las urnas de las casi 8.200 mesas electorales se cerrarán hoy a las 20 horas, cuando se conocerán los sondeos a pie de urna y comenzará el escrutinio. Unos 10.000 agentes de las fuerzas de seguridad catalanas integran el dispositivo de seguridad de la jornada. 

Fuente: DPA

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 22:20
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 22:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"