Francisco: "Cuba debería abrirse a la Iglesia Católica"

El Sumo Pontífice solicitó que la institución tenga "los medios necesarios" para trabajar con libertad.

"Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y con los medios necesarios para llevar el anuncio del Reino (de Dios) hasta las periferias existenciales de la sociedad", dio Francisco durante la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto José Martí de La Habana.

Pese a los mutuos agradecimientos y la importancia de la visita de Francisco a Cuba, las relaciones entre la isla y los católicos no siempre fueron buenas. 

Es que cuando, en 1959, Fidel y los suyos ingresaron triunfantes en La Habana, las imágenes de iglesias incendiadas y católicos perseguidos se instalaron para siempre en la mente de muchos creyentes en la isla.

El rumbo socialista tomado en los primeros años de la década del 60 tensó la relación con todo el mundo religioso.

Esa tensión duraría más de dos décadas, hasta los últimos años de los 80 y tendría uno de sus momentos más significativos en 1976, cuando la Constitución cubana declaró el carácter ateo de la isla: "Es socialista, (y) basa su actividad y educa al pueblo en la concepción científica materialista del universo".

José Conrado, un sacerdote cubano reconocido por sus críticas al gobierno castrista, se refirió a este periodo para BBC Mundo: "Los primeros años de la Revolución fueron de confrontación y desconfianza (...) la Iglesia quedó reducida al mínimo". "No teníamos ni 100 personas en las iglesias", recuerda el obispo.

Según, estudios como el Reporte Internacional de Libertad Religiosa y la encuesta anual del Pew Research Center señalan que entre el 59 y el 63% de los cubanos se identifican como cristianos.

En 1992 Cuba modificó su Constitución y dejó el ateísmo como política oficial para convertirse en un Estado secular.

El primer Papa en Cuba

Francisco, el primer papa latinoamericano, visita actualmente por primera vez Cuba, donde fueron colgados carteles con su foto en postes, edificios y templos. Se trata del décimo viaje al exterior de su pontificado, que comenzó en marzo del año 2013.

Durante su estadìa en la isla caribeña, el pontífice oficiará dos misas, en La Habana y Holguín, y una tercera en el Santuario de la Virgen de la Caridad, en Santiago de Cuba.

Francisco, de 78 años, visitará a partir del martes Estados Unidos, con una agenda que incluye una cita en el Congreso, otra en la Casa Blanca, y una intervención ante la asamblea general de Naciones Unidas. 

Opiniones (1)
14 de agosto de 2018 | 20:28
2
ERROR
14 de agosto de 2018 | 20:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Vamos Papa Francisco, Argentina te ama !!
    1