El rey Felipe vende el fin de la crisis española en EEUU

“Pueden confiar en España. Es una nación que se recupera con fuerza”, dijo nada más al arrancar el día a una representación del empresariado estadounidense.

Felipe VI utilizó este miércoles su agenda en Washington para presentar en Estados Unidos el final de la crisis económica de España.

"Pueden confiar en España", dijo nada más arrancar el día a una representación del empresariado estadounidense. Es "una nación que se recupera con fuerza, que es moderna, sólida, llena de creatividad, que se encamina a superar las dificultades y los retos y que está abierta al mundo".

Reunidos alrededor de una gran mesa de comedor en la residencia del embajador español en Washington había altos cargos de HP, Marriot International, Lilly y Microsoft, entre otros. También una representación del empresariado español, con el presidente de la patronal, Joan Rosell.

"España ofrece grandes fortalezas y seguridad en muchos campos importantes", añadió. "Es un buen momento para considerar invertir en España, o expandir sus operaciones si ya están allí". Los discursos del monarca los escribe el gobierno español.

En su primer viaje como monarca a Estados Unidos, el rey expuso la recuperación de la peor crisis que ha atravesado España en sus casi 40 años de democracia y aseguró a los empresarios norteamericanos que son "prometedoras" las perspectivas económicas para 2015 y 2016. "El PIB español está creciendo y la tasa de desempleo continúa bajando", les dijo.

Estados Unidos es el primer socio comercial de España fuera de la Unión Europea (UE) y el país norteamericano es el primer inversor extranjero en el país. La crisis económica española, sobre todo por las altas tasas de desempleo por encima del 25 por ciento, ha dejado maltrecha la imagen del país en Estados Unidos.

La segunda jornada de la visita siguió con el análisis de la relación transatlántica en el Wilson Center -uno de los "think tanks" más importantes del mundo- mientras la reina Letizia visitaba el Instituto Nacional del Cáncer, y terminó con destacados científicos españoles en la selecta Universidad de Georgetown, en la que él mismo estudió Relaciones Internacionales hace 20 años.

Ante ellos abogó el rey por la recuperación de talentos que se encuentran fuera del país.

"La movilidad de los profesionales de la ciencia más que aconsejable es inevitable, e incluso a veces una necesidad", señaló el monarca. España debe hacer "el máximo esfuerzo" para lograr un equilibrio entre quienes están en el país y los que están fuera. "Es necesario generar las mejores oportunidades para atraer -y recuperar- talento investigador", insistió.

Más allá de los científicos que lo habían hecho antes, la crisis trajo la salida de un buen número de investigadores ante el recorte de dinero público para la investigación y la supresión de plazas en centros que dependen de él como parte de las políticas de ajustes.

"Nuestro país debe hacer el máximo esfuerzo por lograr este equilibrio", insistió el rey. "Es necesario generar las mejores oportunidades para atraer -y recuperar- talento investigador".

"Ciencia española es toda la ciencia que se hace en España, y toda la ciencia que hacen los investigadores españoles, estén donde estén", dijo en la presentación del Primer Encuentro de Científicos Españoles en Estados Unidos.

"En España no hay cultura de investigación", dijo el reputado cardiólogo Valentín Fuster, del hospital Mount Sinaí, que llamó a no dar "la espalda a España" en un coloquio previo que analizó la importancia para el país de los científicos que están fuera.

"Menuda suerte tienen las universidades de Estados Unidos con tenernos a nosotros", dijo el investigador del MIT Emilio Castilla.

Josep Baselga, director del Memorial Sloan de Nueva York, un centro de investigación y tratamiento del cáncer, apuntó por su parte uno de los escollos con los que se encuentran los investigadores: "La ciencia es muy cara".

"Creo firmemente que podemos y debemos encarar el furturo con optimismo, porque España, a pesar de las dificultades derivadas de la reciente crisis económica, ha dado muestras en suficientes ocasiones de su capacidad para superar los desafíos, también en materia de ciencia", subrayó el rey al concluir la última jornada en Washington.

Él y la reina Letizia estarán el jueves en Miami y el viernes, en la ciudad de San Agustín, que celebra los 450 años de su fundación.

Fuente: Sara Barderas, Dpa.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 06:51
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 06:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"