El orfanato del pecado y el horror en Irlanda

Las monjas abusaban sexualmente de las niñas internadas allí. Sucedió en Irlanda y la noticia la dio a conocer la BBC.

Dentro de los distinto escándalos de abuso sexual relacionados con la Iglesia Católica, recientemente se destacó el caso de "Irene kelly", nombre ficticio de una mujer de Irlanda que denunció haber sufrido violaciones y maltrato por parte de monjas cuando vivía en un orfanato de Dublín.

En 1999 se registró una gran número de denuncias en contra de las instituciones católicas a cargo de monjas y curas en Irlanda.

Pero no fue hasta 2002 que el gobierno irlandés estableció un comité especial que se encargaba de compensar financieramente a todas las víctimas, siempre y cuando no hablarán públicamente sobre su situación.

Fue entonces cuando Irene se atrevió a denunciar el abuso. Ella vivió en el instituto desde los seis a los 11 años de edad durante la década de 1960. “Cuando llegué al orfanato vi crueldad más allá de lo que podía imaginar”, informó BBC.

Irene es autora de un libro titulado "Pecados de una Madre", donde cuenta toda su experiencia. "Cuando llegué al orfanato vi crueldad más allá de lo que podía imaginar", relató la joven."Eventualmente me llevaron a la guardería. Pero ahí fue donde comenzaron a abusar de mí sexualmente. Llegó un punto donde ya no podía aguantar más esa situación. Así que un día decidí meter mis dedos dentro de un enchufe de corriente", contó.

"Lo único que recuerdo es que desperté y estaba un doctor al lado de mi cama. El doctor me preguntó por qué lo había hecho. Yo le dije que por toda la crueldad y el dolor", añadió, al tiempo que una monja me interrumpió y le dijo al médico: "se lo dije, esa niña es un demonio. El diablo está dentro de ella".

Para ella, la Iglesia católica debería estar avergonzada de lo que sucedió: "han destruido la vida de tantas generaciones de niños. Nunca quise una familia, ni casarme o tener niños, porque para mí el mundo era un sitio cruel".

Pero, a pesar de la existencia del comité especial, Irene no recibió lo que quería. “Esperaba que me dijeran 'lo sentimos', pero nada de eso ocurrió. El comité no estaba diseñado para eso. No había ni siquiera apoyo para las mujeres", reflexionó.

A pesar de su molestia no hubo ningún tipo de repuesta. “Lo único que quiero es una disculpa", exclamó la mujer, quien recibió tratamiento psicológico y asegura estar mejor.

Hasta diciembre del año pasado, en Irlanda se recibieron 16.626 denuncias de abusos, de las cuales 15.527 fueron compensadas.

Opiniones (2)
25 de mayo de 2018 | 18:06
3
ERROR
25 de mayo de 2018 | 18:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Dios mio....monjas degeneradas reprimidas hdp!!! ojala ya esten ardiendo toditas juntas en el mismo infierno,....que ascoooooo!!! con que actitud confia uno en esta gente que deberia ser un poco menos que un angel??? Fui a un colegio donde la directora era una monja, la madre maza....maldita desgraciada que maldita era......jamas fue buena ni dulce con nadie ,era el mismo diablo con polleras....con estas cosa vas perdiendo respeto a la iglesia catolica y te quedas con Dios que reina en los cielos....
    2
  2. ...uhhh , al parecer las mujeres no son tan santas..., tienen lo suyo..., mucho gritos de abusos y son abusadoras.
    1