Una argentina encabezará investigación sobre armas químicas en Siria

Virginia Gamba fue designada por el secretario de la ONU, Ban Ki-moon, como la líder de un equipo para determinar si en la guerra civil siria se emplearon componentes químicos letales.

Una argentina presidirá una investigación de las Naciones Unidas sobre el uso de armas químicas durante la guerra civil en Siria.

La elegida por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, es Virginia Gamba, quien actualmente es la directora y adjunta del Alto Representante para Asuntos de Desarme, y tiene más de 30 años de experiencia en temas de desarme internacional.

Según un comunicado de la ONU, Gamba "asumirá la responsabilidad general del Mecanismo de Investigación Conjunta junto a dos representantes" el albanés Adrian Neritani y la alemana Eberhard Schanze, quienes serán los "responsables de los componentes políticos y de investigación, respectivamente".

A su vez, Ban Ki-moon expresó que "Gamba ha mostrado un liderazgo sobresaliente en varias iniciativas internacionales para promover la agenda del desarme y prestó apoyo clave para dos misiones anteriores en materia de armas químicas en Siria dirigidas por el profesor Åke Sellström y Sigrid Kaag".

"El nombramiento fue hecho después de las consultas habituales y en coordinación con el Director General de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW)", Ahmet Üzümcü.

Por otra parte, el comunicado cierra con un llamado del secretario general de la ONU a todas las partes en Siria a "cooperar plenamente con el Mecanismo de Investigación Conjunta. El mismo cuenta con el compromiso continuo y el apoyo de los miembros del Consejo de Seguridad, así como de todos los miembros de las Naciones Unidas".

Cabe recordar que la semana pasada, el Consejo de Seguridad fue la que autorizó la investigación entre la ONU y la OPCW, ante los reiterados vetos de Rusia y China paras que el organismo más poderoso de las Naciones Unidas pase el tema de las armas químicas en Siria a la Corte Penal Internacional.

Si bien el gobierno sirio había accedido a destruir sus armas químicas en 2013, para evitar ataques de los Estados Unidos y sus aliados en favor de los rebeldes debido al uso de gas sarín, la OPCW asegura que se ha utilizado gas de cloro “sistemática y repetidamente” como armas de guerra, según recordó el New York Times.

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 05:37
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 05:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"