La periodista húngara que pateó refugiados pide disculpas

Petra Laszlo asegura en un diario ultraderechista que actuó "presa del pánico". Fue despedida por hacer zancadillas y patear a inmigrantes, hecho que fue filmado.

La periodista húngara Petra Laszlo, mundialmente criticada por patear a refugiados que huían de la policía esta semana, ha pedido disculpas en una carta publicada en un diario ultraderechista de su país. “Lamento lo ocurrido”, escribe. “La cámara estaba rodando, cientos de inmigrantes rompieron el cordón policial, uno de ellos corrió hacia mí y me asusté”, asegura la reportera gráfica, que fue inmediatamente despedida por la televisión cercana al partido ultra Jobbik para la que trabajaba. “Ocurrió algo dentro de mí. Simplemente pensé que me estaban atacando y que tenía que protegerme. Es difícil acertar con las decisiones cuando la gente es presa del pánico”.

Laszlo asegura que está dispuesta a asumir su responsabilidad y recalca: "No soy una cámara racista sin corazón que patea niños. Y no merezco esta caza de brujas contra mí, ni la difamación ni las amenazas de muerte".

 

La reportera se presenta en su primera intervención pública tras el suceso como "una madre soltera en paro con hijos pequeños que tomó una decisión errónea. Lo lamento de verdad". El incidente ha dado la vuelta al mundo de la mano de las redes sociales después de que el periodista alemán Stephan Richter lo difundiera en su cuenta de Twitter. En declaraciones a EL PAÍS, el máximo responsable de la cadena de televisión, Szabolcs Kisber, aseguró el miércoles que el comportamiento de László “no se corresponde con los valores que representa la cadena, tanto a nivel humano, como profesional. Es inadmisible”.

La periodista, que llevaba tres meses y medio trabajando para N1TV será denunciada ante la justicia por dos partidos minoritarios de la oposición. El Comité Búlgaro de Helsinki (CBH) por los derechos humanos ha señalado que, como la periodista pateó a varias personas, podría enfrentarse a una pena de cárcel de entre uno y siete años, ya que los hechos están agravados porque la violencia está dirigida contra miembros de un colectivo.

'Hackeo' y amenazas de muerte para la televisión de la reportera

Los servidores del canal húngaro para el que trabajaba Petra László, la reportera que agredió a varios refugiados en la frontera con Serbia, ha sido hackeado en la noche de este jueves. Así lo ha confirmado a EL PAÍS Szabolcs Kisberk, director de N1TV, la televisión que opera por internet. El ataque se produjo a partir de una dirección IP localizada en Turquía y fue reinvidicado por Fallaga Team, un grupo de hackers islamistas de origen tunecino. Según Kisberk, los piratas informáticos eliminarán todos los contenidos del sitio web desde el que transmite la televisión, así como los archivos y la correspondecia de N1TV. El portal ya ha dejado de estar disponible, aunque subrayan que "de forma temporal".

"A pesar de rescindir el contrato de László tras ver el vídeo del ataque, hemos recibido decenas de amenazas de muerte. También nos han avisado de que explosionarán la sede de la televisión y de que exterminarán a nuestras familias", ha explicado Kisberk.

Los responsables de N1TV, la televisión húngara vinculada al ultraderechista partido Jobbik, ya ha puesto las amenazas en conocimiento de la fiscalía de su país.

Fuente: El País.

Opiniones (3)
22 de junio de 2018 | 03:36
4
ERROR
22 de junio de 2018 | 03:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los zurdos siempre, pidiendo que los voten, porque no se pegan un cartel en el o....., y piden que los voten
    3
  2. Estas pretendidas disculpas por parte de esta despreciable rata son tan infames y falsas como las truchas explicaciones del cristinismo acerca de la muerte del jovencito Qon y de la supuesta preocupación de los garcas nacionales que la denunciaron ... vote al F.I.T.
    2
  3. ¿Presa del pánico? ¿Pánico a gente que escapa del horror? o mejor dicho, tenía pánico a esa clase de gente?... Por más que pida disculpas no se puede tapar que es una xenófoba.
    1