Rusia sigue suministrando equipamiento militar a Siria

Pese a las críticas de Estados Unidos, los rusos siguen enviando equipamiento militar al régimen del presidente sirio Bashar al Assad.

La noticia fue publicada hoy por el diario "Kommersant" citando fuentes de círculos militares.

Los suministros de equipos como armas de fuego o lanzagranadas están en marcha o a punto de concluir, señaló el diario. Además, el Ejército sirio recibió vehículos de transporte acorazados del tipo BTR-82-A o de transporte del tipo Ural.

La colaboración militar con Siria es legal, aseguró el director de la firma de armamento Rosoboronexport, Anatoli Issaikin. "Todas (las armas) están destinadas únicamente para la protección de las fronteras y la lucha contra el terrorismo", dijo al diario.

Políticos y analistas occidentales advierten, sin embargo, que las armas suministradas por Rusia podrían dirigirse también contra los rebeldes de la oposición moderada y la consecuencia podría ser también una agudización de la crisis de refugiados.

El gobierno estadounidense apuntó en los últimos días que había indicaciones de un aumento de las actividades militares de Rusia en Siria y mostró su preocupación por el posible envío de soldados y aviones de Rusia a Siria, según dijo en la noche del miércoles un portavoz de la Casa Blanca. El Pentágono está observando la situación.

Rusia alega que nunca ha ocultado que suministra armas y equipamiento en el marco de la ley, en apoyo al gobierno en su lucha contra los rebeldes islamistas. El Kremlin es uno de los últimos defensores internacionales del presidente sirio. Además, Moscú tiene en Siria, en la localidad de Tartus, la única base de su Marina en el Mediterráneo.

Mientras tanto, el diario británico "The Guardian" informó de una nueva iniciativa de paz para Siria en la que trabaja Reino Unido, que contemplaría un gobierno de unidad nacional de transición durante seis meses en los que Al Assad podría permanecer en el poder mientras al mismo tiempo desmonta su aparato de seguridad. El ministro de Exteriores británico, Philip Hammond, se mostró dispuesto a "actuar de forma pragmática". "No decimos que Al Assad y todos sus seguidores tengan que irse el primer día".

Según Hammond, no hay indicios de que Rusia o Irán vayan a dejar pronto de apoyar al régimen sirio, pero por otra parte no habrá una solución militar que lleve a la victoria total de los rebeldes o del régimen.

Sin embargo, el ministro destacó que ni Reino Unido ni sus aliados podrían aprobar una solución en la que Al Assad siga en el poder.

Fuente: Dpa.

Opiniones (1)
18 de agosto de 2018 | 20:58
2
ERROR
18 de agosto de 2018 | 20:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. así nunca finalizará las guerras, las industrias bélicas deben vender sus armas....
    1