Cinco bandas que renegaron de sus propios hits

Radiohead, R.E.M, Led Zeppelin y otros artistas que decidieron darle la espalda a sus canciones más paradigmáticas

 R.E.M. La banda de Athens dio el salto masivo en 1990 con el disco Out of Time, de la mano del single "Losing my Religion". El segundo corte del álbum, "Shiny Happy People", redobló el éxito, pero a Michael Stipe y compañía el tema dejó de hacerles gracia al poco tiempo, al punto que jamás la incluyeron en ninguno de sus recitales, y tampoco fue de la partida del compilado In Time, que reúne lo mejor de la banda entre 1988 y 2003.


Beastie Boys. ¿Qué otra banda de animaría a decir "este tema es una mierda" en los créditos de un compilado de greatest hits? Eso hizo el trío de Brooklyn con "(You Gotta) Fight for Your Right (To Party!)", y había una explicación sensata detrás. Para Mike D, Ad-Rock y MCA, el tema no sólo era una parodia que había sido tomada en serio, sino que además resaltaba valores que, según aseguraron, están en las antípodas de la manera de pensar del grupo.


Oasis. Después del éxito arrollador de su álbum debut, la banda de Manchester terminó por coronar su llegada a la masividad con (What's the Story) Morning Glory?. Su tercer single, "Wonderwall", sonó hasta en la sopa (inglesa), y se volvió un caballito de batalla tan ineludible como poco representativo del grupo. En el 2000, Noel Gallagher se separó de su mujer, a quien le había escrito la canción, por lo que decidió prescindir del tema por unos años, y sólo la reincorporó a su repertorio después de escuchar la relectura que hizo Ryan Adams (y que el bueno de Noel terminó adoptando como propia).


Radiohead. "Creep" no sólo fue el corte más exitoso de Pablo Honey, sino también el tema que puso erróneamente al grupo de Oxford en la bolsa del inconformismo de la Generación X. Conforme sus álbumes fueron ganando complejidad, Radiohead decidió prescindir del tema en 1998 (salvo una sola vez, en 2001, para compensar un problema técnico), y sólo lo recuperó en 2009, en la gira con la que pisaron Sudamérica por primera y (hasta ahora) única vez.


Led Zeppelin. Robert Plant aseguró que pocas cosas lo hubieran hecho tan infeliz como tener que cantar "Stairway to Heaven" en cada recital y, a 17 años de escribirla, la calificó en 1988 como "una puta canción de casamiento". Se rumorea que parte de su rechazo proviene de la pirotecnia guitarrera de Jimmy Page en la última etapa del tema, por lo que cuando los tres miembros sobrevivientes de Zep se reunieron en 2007 para dar un único show, Plant impuso una condición: Que "Stairway" no fuera el último tema, para evitar que Page se sobrepasase con sus solos.


Fuente: rollingstone.com.ar


Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 13:07
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 13:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"