EEUU: se intensifica la disputa Bush-Trump

El precandidato republicano Jeb Bush avivó su disputa con Donald Trump al apostar que puede revitalizar su estancada campaña desafiando de frente al magnate.

 Se trata de una estrategia arriesgada del exgobernador de Florida, aún considerado el favorito del Partido Republicano entre muchos funcionarios de éste, pero una medida que sus asesores sugieren es necesaria para revertir el inesperado ascenso de Trump hasta la cima de la lista de aspirantes a la candidatura republicana para los comicios presidenciales de 2016.

Bush intensificó sus críticas al ex astro de reality show televisivo en varios frentes. Primero dio a conocer un video en internet que se compone de varios fragmentos en que aparece Trump promoviendo posturas tradicionalmente liberales en viejas entrevistas.

"Se sorprenderán si les digo que en muchos casos yo probablemente me identifico más como demócrata", dijo Trump en un video producido y promovido por la campaña de Bush bajo el título "Cosas liberales que Trump dice".

En una entrevista posterior con Fox News, Bush acusó que "Trump es más un demócrata que un republicano".

En declaraciones a los reporteros en inglés y español en Miami más tarde durante el día, Bush dijo: "Él me ataca diariamente. Todo lo hace personal".

La campaña de Bush reportó que los ataques políticos del martes no son un incidente aislado, sino parte de una estrategia más amplia para enfrentar a Trump de manera más directa. Si bien han intercambiado golpes antes, el planteamiento representa un cambio de estrategia de parte de Bush, que anteriormente prefirió ignorar por completo las bravatas de Trump.

"Trump ha atacado a la esposa de Jeb, a su madre, lo ha sacado a él de contexto y ha mentido sobre sus antecedentes", dijo el vocero de Bush, Tim Miller. "Nos corresponde no sólo dejar las cosas claras sobre los antecedentes de Jeb, y no sólo contraatacar, sino también exponer a Trump como alguien que da una imagen completamente falsa de sí mismo ante el electorado".

Miller prometió que en los próximos días la campaña publicaría "más productos digitales" como el video, mientras que Bush se mantendría agresivo en toda la campaña.

Bush, hijo de un presidente y hermano de otro, no es el primer precandidato presidencial republicano en ir tras Trump, pero es el que ha planteado las críticas de mayor notoriedad. Los apuros que han pasado los otros detractores de Trump ofrecen un incisivo recordatorio de los riesgos de enfrentar a un hombre cuyo negocio es la confrontación.

"Luchar con Donald Trump es como luchar en la WWE", dijo el encuestador republicano Frank Luntz, que también ha sido objeto de los insultos del magnate. "No te lleva a ninguna parte, y sabes que va a doler".

Trump desestimó el video de Bush al considerarlo "un nuevo golpe débil de un candidato cuya campaña está fracasando. ¿Se hundirá tanto Jeb en las encuestas como los otros que han ido tras de mí?"

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 22:25
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 22:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"