El problema “no es Rusia, sino el intervencionismo estadounidense”

La frase pertenece al analista Bryan MacDonald. Para él, “el establishment estadounidense odia a Vladímir Putin. Por haberse atrevido a desafiar a Washington”.

Rusia no quiere una nueva Guerra Fría. El mito de una 'Rusia revanchista' es una espiral conveniente. El problema real es el intervencionismo estadounidense, advierte el analista Bryan MacDonald.

Rusia no tiene ningún deseo de ser un enemigo de EE.UU. y no es una amenaza para los intereses estadounidenses genuinos. En realidad, Rusia no representa tanto peligro como lo presentan algunas naciones, afirmó el especialista en declaraciones a RT, y en ese sentido habló sobre los países bálticos o la UE.

"Sin embargo, la propaganda antirrusa se ha vuelto más implacable en los medios de EE.UU. Las élites estadounidenses están ahora más unidas en su desdén hacia Rusia, más de lo que era durante la Guerra Fría", subraya MacDonald.

En este sentido señala que las figuras políticas, los medios que llaman a la confrontación con Rusia, son las mismas personas y entidades que empujaron al conflicto con Irak, Libia y Siria.

"El 'establishment' estadounidense odia al presidente de Rusia, Vladímir Putin. Por haberse atrevido a desafiar a Washington fue designado como un personaje malo. Con la muerte de Bin Laden y Saddam Hussein, muchos pensaban que Kim Jong-un, el líder de Corea del Norte heredaría ese papel. Sin embargo, a diferencia de Al Qaeda, Corea del Norte es demasiado débil e insular para poder amenazar a EE.UU. directamente. Para preservar el presupuesto militar, que aumentó dramáticamente desde 2001, [EE.UU.] necesitaba un peligro existencial. Y Rusia se ajustaba a eso", opina.

"Además, Washington sigue prestando apoyo a todos los países y políticos que se retratan a sí mismos como potenciales víctimas de Rusia. Mientras que Putin estaba tratando de fomentar una nueva era de cooperación, Washington no podía irse lejos de la retórica de la Guerra Fría", cree Bryan MacDonald, que pone de relieve que en el mundo de las autoridades estadounidenses el "Kremlin es malo y los enemigos del Kremlin son buenos".

Fuente: RT.

Opiniones (1)
26 de mayo de 2018 | 17:10
2
ERROR
26 de mayo de 2018 | 17:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El analista Bryan MacDonald, con su frase, HA DICHO UNA GRAN VERDAD. Pero esto no es una novedad. La mayoría de los males de este mundo tienen su origen en un país que se resiste a aceptar que los demás paises sean libres, elijan sus propios gobiernos, profesen la religión que quieran, tengan su propia economía, investiguen a nivel científico como lo hacen ellos y comercien con quien quieran y gusten. En una palabra, no aceptan la autonomía y el progreso en todos sus campos de los demás países. Pero además, necesitan intervenir por cualquier método (espionaje, presencia directa a través de invasiones, bloqueos comerciales, etc.) apropiándose de sus riquezas y bienes. Desgraciadamente, en ciertos países, siempre hay gobernantes poco patriotas que colaboran y aceptan su ayuda para derrocar gobiernos que no congenian con las políticas intervencionistas y de sometimiento por parte de la potencia número uno a nivel mundial. Gracias a todo eso, EE.UU es un gran país, pero precisamente por todo eso, también es uno de los países más odiados del mundo. TRISTE REALIDAD.
    1