Francisco hoy fue portada en The Washington Post

Un artículo en la home del diario estadounidense afirma que Jorge Mario Bergoglio corre riesgo de perder la simpatía lograda con escépticos y ateos.

 El martes 22 de septiembre, a las 12.30, Jorge Mario Bergoglio estará despegando del aeropuerto de Santiago de Cuba con destino a la capital de Estados Unidos. Cerca de las 16 estará aterrizando en el aeropuerto Andrews, de la Fuerza Aérea estadounidense. Allí concluirá la agenda de ese día y a las 9.15 del miércoles 23 tendrá la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca.

La visita del papa Francisco está instalado en la agenda de los medios de Estados Unidos y hoy, en la portada del diario The Washington Post, un artículo titulado "Un Papa muy querido por los intelectuales también es un apasionado de los milagros y de las reliquias" sostiene que el argentino podría perder popularidad en los no creyentes si sigue mostrando fervor y apoyo a las celebraciones populares de la iglesia, en la que incluyen devociones marianas, como también aquellas en las que hay reliquias y milagros.

"En Nápoles se sigue hablando de Francisco y la sangre santa. En un viaje oficial a esta antigua ciudad a la sombra del monte Vesubio, Francisco entró a la catedral local para orar a Gennaro, el santo patrón de Nápoles. Allí hay una reliquia con sangre seca de 1.700 años y que se sabe puede “espontáneamente licuar”. En aquella visita de hace cinco meses, Francisco besó la reliquia de plata y cristal que contiene la sangre seca de San Gennaro y la sangre se licuó hasta la mitad. Francisco anunció el milagro y dijo que “el santo nos ama a mitad de camino”.Y completó el mensaje diciendo que “todos debemos difundir la palabra de Dios para que él nos ame aún más”, arranca el artículo.

The Washington Post destaca que este tipo de celebraciones, y otros hechos como su reciente pedido para que restos de San Pío de Pietrelcina se expongan públicamente en la Basílica de San Pedro (previsto para el próximo año), como también la decisión de mostrar en público por primera vez fragmentos de huesos que pertenecerían a San Pedro, o las veces que ha mencionado al demonio (en realidad afirma lo que dice el Magisterio de la Iglesia, de que así como existe Dios, también existe el demonio) y su explícito respaldo a los exorcismos, en el fondo "puede echar a perder la imagen de líder moral del siglo 21".

El artículo del periódico estadounidense también aclara que ese lado místico es común de los creyentes latinoamericanos, acostumbrados a las devociones populares.

El artículo completo en The Washington Post

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 17:43
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 17:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"