Prohíben reunirse en ciudad alemana por ataques neonazis

"Las fuerzas de seguridad disponibles no están en posición de poder hacer frente a la situación", explicaron en un comunicado desde Alemania.

La ciudad alemana de Heidenau, donde el pasado fin de semana se vivieron violentos ataques de la extrema derecha contra un centro de refugiados, decretó la prohibición del derecho de reunión ante la imposibilidad de velar por la seguridad de los residentes, decisión que desató hoy numerosas críticas.

"Las fuerzas de seguridad disponibles no están en posición de poder hacer frente a la situación", explicó en un comunicado la administración del distrito al que pertenece la ciudad sajona el jueves por la tarde, poco después de que grupos alemanes de izquierda anunciaran su intención de organizar una fiesta para dar la bienvenida a los refugiados.

Los organizadores tenían previsto una barbacoa, un partido de fútbol y otras actividades con los refugiados que actualmente se encuentran en el centro de acogida en el antiguo mercado de materiales de construcción, objeto de los ataques el pasado fin de semana que se saldaron con más de 30 policías heridos.

De manera paralela, los grupos de extrema derecha contrarios a la acogida de refugiados en la región habían vuelto a convocar una manifestación para mostrar su rechazo.

La Asociación Dresde Libre de Nazis, que iba a participar en la fiesta con los refugiados, criticó la prohibición, que rige desde esta tarde hasta el lunes, y la calificó de "escándalo".

"Tras los sucesos vividos el pasado fin de semana la policía debe poder garantizar un evento en el que queremos ofrecer un tiempo agradable a las personas", declaró Henning Obens, uno de los organizadores de la fiesta de bienvenida.

La Asociación Dresde Libre de Nazis quiere continuar con sus planes para la fiesta a pesar de la prohibición y analiza actualemente de manera legal la posibilidad de organizar el evento en un sitio privado, informó hoy su portavoz, Henning Obens.

Mientras, Cem Özdemir, presidente del partido político de Los Verdes, quiere ignorar también la prohibición y acudir hoy a Heidenau. El político se negó a aceptar que existan zonas en Alemania, como en el estado federado de Sajonia, donde se "recule ante la presión de los radicales de la derecha", explicó en la televisión pública alemana ARD.

"Tampoco es aceptable que el gobierno de Sajonia diga: 'No tenemos suficientes policías'", agregó Özdemir, al mismo tiempo que indicó que seguramente otros estados federados estarían dispuestos a ayudarles.

Fuente: Dpa.

����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������$

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 23:30
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 23:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"