EEUU: suspenden la ejecución de un nicaraguense

Bernardo Tercero, de 39 años, estaba programado para recibir una inyección letal el miércoles, lo cual fue suspendido.

La corte superior de asuntos penales de Texas ordenó que se suspenda la ejecución de un nicaragüense condenado por la muerte de un maestro de secundaria ocurrida durante un asalto hace más de 18 años.

Bernardo Tercero, de 39 años, estaba programado para recibir una inyección letal el miércoles.

En Managua, su madre y el único hijo del nicaragüense reaccionaron con lágrimas de felicidad.

La corte penal de apelaciones de Texas emitió el martes la orden de aplazamiento luego de que abogados defensores argumentaran en la apelación que un testigo de la fiscalía en el juicio a Tercero, que se llevó a cabo en el año 2000, rindió una declaración falsa.

La corte de apelaciones envió el caso a un tribunal del condado Harris para que sea revisado y dijo que la suspensión tiene efectos hasta que se resuelva la apelación.

Tercero fue condenado por el asesinato de Robert Berger, un maestro se secundaria de 38 años que se encontraba en una tintorería en 1997 cuando el nicaragüense entró a robar. Fiscales dijeron que estaba en el país sin contar con autorización legal.

En la localidad de Posoltega, a 118 kilómetros al oeste de Managua, la madre del nicaragüense reaccionó con emoción y lágrimas ante periodistas de varios medios de prensa.

"Nunca perdí la fe. Agradezco a Dios que escuchó mi ruego", dijo Lidia Tercero.

José Manuel Tercero, tío del condenado, dijo telefónicamente a la AP que la suspensión de la ejecución es temporal, por lo cual "seguiremos orando a Dios para que el equipo legal logre que se pare totalmente".

"Me siento agradecido con Dios primero, con el gobierno de Nicaragua, con todos los organismos de derechos humanos que nos han apoyado y con todo el pueblo que nos han mostrado su solidaridad", añadió.

Samuel Trejos, cónsul de Nicaragua en Houston, dijo al Canal 2 de televisión que la suspensión de la sentencia era un triunfo "del equipo legal, del gobierno y de todos los que hemos estado pidiendo por la vida de Bernardo. Es un triunfo del pueblo de Nicaragua".

Vilma Núñez, directora del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos que ha acompañado a Tercero con diversas acciones desde su país, dijo sentir emociones encontradas debido a que no está claro el futuro del preso. Núñez, junto a varios ciudadanos y organizaciones eclesiales, realizó un plantón la tarde del lunes en el centro de la capital para rogar con el fin de que no sea ejecutado.

El caso ha generado atención en Nicaragua, donde el cardenal Leopoldo Brenes envió un pedido de clemencia al gobernador de Texas, Greg Abbott. Su vocero, John Wittman, respondió que los tribunales estatales y federales rechazaron al menos cinco apelaciones del reo.

Tercero sostuvo que el tiroteo fue accidental. Declaró que Berger lo enfrentó y trató de frustrar el robo y que su arma se disparó mientras forcejeaban.

Se le detuvo en el condado Hidalgo, cerca de la frontera con México, más de dos años después del asesinato. Un segundo acusado por el crimen nunca fue hallado.

Tercero habría sido el undécimo preso ejecutado en este año en Texas, el estado que encabeza a todos en aplicar la pena capital. Al menos ocho reclusos están programados para ejecución en los meses venideros. 

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 22:16
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 22:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"