"Quico" a MDZ: "Chespirito se quedó con todo"

Carlos Villagrán, reconocido en el mundo por su papel de Quico en El Chavo del 8, repasó su carrera actoral en "Tormenta de Ideas". Los momentos críticos de la "vecindad" y su relación con Roberto Gómez Bolaños.

Dicen que los lujos hay que dárselos en vida e indudablemente poder dialogar con Carlos Villagrán, el hombre que cautivó a distintas generaciones con su papel de Quico en El Chavo del 8, es un placer que se dio MDZ Radio. 

El reconocido humorista mexicano repasó su carrera actoral, los momentos críticos de la vecindad del Chavo y su relación con Roberto Gómez Bolaños en una entrevista imperdible con Tormenta de Ideas. 

A sus 71 años, calidez, templanza y "chispa" son algunos de los rasgos que lo caracterizan. De hecho, sobre el final de la nota, con la ingenuidad de Quico y la sabiduría de Villagrán, expresó: "Aprovecho para pedirles que ¡sean felices, por favor!".

Además, se animó a reflexionar sobre el pasar económico complicado de muchos de los personajes que hicieron reír y emocionar a, por lo menos, cuatro generaciones seguidas. 

Seguramente, sin ánimo de polemizar a esta altura del partido, contó: "Muchísimo después de que hicimos el programa, cuando cada uno de los personajes cobró fama y trascendencia, él vio la cantidad de signos pesos y los patentó como suyos. Como mínimo, entiendo que eso no fue justo. Podríamos, cada uno, haber conseguido cierta solvencia pero Bolaños quiso quedarse con todo". 

-¿Qué siente al ver que cautivó a varias generaciones seguidas?

-Yo creo que soy un privilegiado. Dios me mandó a hacer reír a la gente.

-Su carrera actoral quedó marcada por Quico fundamentalmente, eso lo evalúa como algo ¿a favor o en contra?

-Cien por ciento a favor. Me ha regalado cosas increíbles; de hecho estoy escribiendo un libro donde voy a contar todo lo que me ha pasado como Quico y como Carlos Villagrán.

-¿El libro está en marcha?

-Sí, estoy terminando algunos compromisos que tengo pero pronto estará terminado. 

-¿Por qué usted y Ramón Valdéz abandonaron la serie de un momento a otro?

-A mí me sacaron del programa y Ramón se salió a las tres semanas por solidaridad. Me estaban orillando por egoísmos y me sacaron. La verdad es que fue un cambio rotundo, teniendo en cuenta que, de pronto, Doña Florinda se quedó sin hijo y sin nadie a quién pegarle. 

-¿Cómo fue su relación con Ramón?

-Éramos los sencillos del grupo. Don Ramón era un pan dulce.

-¿Cómo vivió la muerte de Bolaños?

-Cuando me llegó la noticia le pregunté a mi mujer '¿qué hago?' y me contestó 'lo que te dicte tu corazón'. Así que llegamos a la ceremonia y cuando estuve parado frente al féretro sentí una paz en despedir al maestro y me sentí muy, muy a gusto y eso fue obra de mi señora.

-Resulta curioso que después de tanto éxito, muchos de ustedes, los que hicieron El Chavo del 8, hayan padecido ciertos problemas económicos e, incluso, como en el caso del profesor Girafales, de salud... 

-Sucedió que muchísimo después de que hicimos el programa, cuando los personajes empezaron a tomar fama y a trascender y Bolaños vio la cantidad de signos pesos, ahí los registró como suyos. Los personajes fueron creaciones de cada uno. No fue justo esto. Bolaños quiso quedarte con todo.

Si todavía no la escuchaste, no te pierdas la nota a Quico: 

Ficha TORMENTA DE IDEAS

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 04:34
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 04:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"