También hay inundaciones en Uruguay: 1.800 evacuados

Las tormentas y los desbordes de agua afectan especialmente al departamento de Durazno, a unos 190 kilómetros al norte de Montevideo.

 Más de 1.800 personas fueron evacuadas de sus hogares en Uruguay por las inundaciones causadas por fuertes tormentas que desde hace varios días asolan al país y a la Argentina, donde los evacuados comienzan a regresar a sus hogares.

El Sistema Nacional de Emergencia uruguayo (SINAE) informó que los desplazados en todo el país ascienden a 1.846 personas, mientras que 16 carreteras permanecen cortadas en 22 tramos distintos.

Las lluvias en Uruguay afectan especialmente al departamento de Durazno —a unos 190 kilómetros al norte de Montevideo y situado en el centro del país_, dónde se cuentan más de 1.300 evacuados y el número de desplazados podría superar las 2.500 personas este fin de semana.

El área se ha visto afectada por el desbordamiento del río Yi, que se encuentra a 10 metros, casi metro y medio más por encima de su cota de seguridad de 8,6 metros, según el SINAE.

El departamento de Treinta y Tres (centro-sur) sería el segundo más afectado con 496 evacuados, seguidos por Tacuarembó (centro-norte) con 22 y otros tres departamentos que registran menos de una decena cada uno.

Los desplazados han sido instalados en campamentos temporales y albergues, donde equipos de salud monitorean a la población con el objetivo de prevenir enfermedades y reducir los riesgos epidemiológicos.

Por otra parte, en Argentina, una gran parte de las 6.000 personas evacuadas por la crecida de los ríos a raíz de las fuertes lluvias en los últimos días regresaban a sus hogares ante la mejora de las condiciones climáticas.

Sin embargo, 472 personas permanecían desplazadas en la localidad de Pilar, en la provincia de Buenos Aires.

"Comenzó a bajar el río y hay algunos sectores donde la gente ya empezó a limpiar sus casas pero anoche (viernes) durmieron 472 personas en los centros de evacuados, un número que recién estaría cambiando esta noche", afirmó la directora de Acción Social del municipio, Alejandra Pagani, en declaraciones recogidas por la agencia oficial Télam.

Las autoridades siguen especialmente preocupadas por los riesgos sanitarios que pueden dejar las crecidas.

El Ministerio de Salud argentino difundió el viernes una serie de advertencias sanitarias para los evacuados por las lluvias que afectaron a 40 localidades del norte y oeste de la provincia de Buenos Aires, la más importante del país.

Los damnificados pueden encontrar "ratones, serpientes y otros animales en el interior de la vivienda que llegaron con el agua y la vegetación", dijo en un comunicado. Asimismo recomendó "mantener la calma" ante la mordedura de una serpiente, "restringir el movimiento y mantener el área afectada por debajo del nivel del corazón para reducir el flujo de veneno" hasta que se pueda conseguir ayuda médica.

En Chile seis personas fallecieron el pasado fin de semana como consecuencia de un fuerte temporal que asoló gran parte del litoral y del norte del país.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 09:23
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 09:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"