Vicentico presentó "Último Acto" en Mendoza

Fiel a su estilo, y con 15 kilos menos que la última vez que pisó un escenario mendocino, un Vicentico tranquilo presentó su show con algunos problemas de sonido.

Atrás quedó el fervor y la pasión que despertaban Los Fabulosos Cadillacs, un Vicentico tranquilo, con humor irónico, que confesó “estar muy distraído, en cualquiera” presentó en el Ángel Bustelo su más reciente trabajo de estudio: Último Acto.

Fiel a su estilo, sobrio, de jean, saco y camisa oscuros, y 15 kilos menos que la última vez que pisó los escenarios mendocinos, comenzó a las 21.35 su show, que duró casi 2 horas. Difícil sería definir la franja etaria de la gente que hoy convoca Gabriel Julio Fernández Capello, podías ver desde niños de 4 o 5 años acompañando a sus padres, hasta adultos mayores de 65, quienes disfrutaron de un show con escaso valor agregado.

Vicentico 01


Poca escenografía, sólo el juego de luces le ponía color, de hecho, el único momento que contó con un video en pantalla gigante, fue cuando sonó No te apartes de mi y de fondo pudo verse a Valeria Bertuccelli simulando cantarle a él. Difícil era creérselo, ya que Vicentico jamás coincidió con las direcciones de la mirada de su esposa ni mucho menos estuvo parado en el lugar indicado cuando ella desde la pantalla lo señalaba. En ese momento, el sonido, que todo el tiempo saturó, se sintió peor que nunca.

Con 5 músicos en escena comenzó el espectáculo, Ya no te quiero fue la primera canción que escucharon las 1.800 personas convocadas en Mendoza. La primera de 20 que interpretó. Recién después del sexto tema, Vicentico respondió a los acalorados gritos de las féminas y se dirigió a su público. Por un momento pensé que nunca lo haría, pero sí, agradeció sonriente y se animó a bromear sobre “lo ciegas” que estaban las que le remarcaban su belleza.

Luego tomó la guitarra acústica e interpretó algunos temas como Siguiendo la luna. Más tarde subieron 8 músicos y el repertorio siguió: Algo contigo, Culpable y Morir a tu lado, fueron sólo algunas de las canciones que el público disfrutó desde sus butacas. También sonaron las composiciones nuevas de Último Acto como Esclavo de tu amor, Las Estrellas, Último Acto y Solo otra vez.

Vicentico 10


Quiso agitar, quiso que hubiese baile, generó algunas situaciones de mayor fervor, en Los Caminos de la vida, pero bastante le costó. Sobre el final, algunos espectadores se animaron a moverse un poco y responder a los gestos que desde el escenario Vicentico pedía que imitaran. Así se despidió, tranquilo, con Vasos Vacíos, saludando sin mayor algarabía.

Es lindo verlo, de todos modos. Se animó a bailar bastante y se lo vio todo el tiempo sonriente y agradecido. Se extraña la versión de Capello en Los Cadillacs, claro, pero este señor que capturó a las señoras que Sandro dejó y a bastantes maridos que se animan a acompañar, tiene algo que invita a verlo cuando se da la oportunidad. 

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 18:46
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 18:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"