Policía de la RDA empleó a neonazis para espiar en el oeste

Según una investigación, la República Democrática Alemana, cuando existía, dio trabajo a 42 neonazis para que espiara a la extrema derecha del oeste de Alemania.

La antigua policía secreta de la extinta República Democrática Alemana (RDA), la Stasi, empleó a al menos 42 neonazis para espiar a la extrema derecha en el oeste de Alemania, informó hoy el diario berlinés "Berliner Zeitung".

De acuerdo con documentos del organismo de seguridad del este de Alemania, el Ministerio de Seguridad del Estado (MfS) dirigido por Erich Mielke se valió de estos "trabajadores no oficiales" de los neonazis del oeste de Alemania para obtener información.

Al mismo tiempo, casi 30 extremistas de la derecha se registraron como informantes no oficiales temporales para ser preparados para un posible reclutamiento. Mientras, otros cuatro confidentes mantuvieron un contacto regular con el MfS.

El rotativo señala que en estos documentos del archivo de la Stasi podría haber también información útil para la investigación sobre posibles infiltrados y cómplices del atentado de la fiesta de la cerveza de Múnich (Oktoberfest) de 1980, reabierta recientemente por la fiscalía.

El objetivo de la Stasi al reclutar a estos neonazis era esclarecer la escena de la extrema derecha en el oeste de Alemania y evitar atentados contra la frontera interior en el país, que dividía el este y el oeste. Estos confidentes de la Stasi podrían haber suministrado información sobre el atentado en la Oktoberfest.

En el atentado ocurrido el 26 de septiembre de 1980 murieron 13 personas y 211 resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad. Entre los muertos se encontraba también el presunto autor del atentado, el joven de 21 años Gundolf Köhler, militante del grupo de extrema derecha Wehrsportgruppe Hoffmann.

El atentado en la Oktoberfest nunca se esclareció por completo. Durante años se pensó que había sido perpetrado por un único autor.

Sin embargo en diciembre de 2014, cerca de 34 años después, las autoridades alemanas decidieron reabrirlo tras la aparición de una nueva testigo desconocida hasta el momento. Ahora se investiga en torno a una posible conspiración de la extrema derecha.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 07:53
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 07:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"