Otra huelga paraliza al subte en Londres

Los trabajadores volvieron a parar por segunda vez en cuatro semanas en las 270 estaciones del servicio en la capital británica.

Por segunda vez en apenas cuatro semanas, londinenses y turistas afrontaron una huelga en el metro de la capital británica: desde la tarde de hoy y hasta el viernes por la mañana las 270 estaciones del "Tube" permanecerán cerradas.

Ya durante la jornada se vieron grandes concentraciones de gente en los estrechos andenes de este suburbano, que con más de 150 años es el más antiguo del mundo. Muchos trabajadores que viven fuera de la ciudad salieron más temprano del trabajo para poder llegar a casa antes de que comenzara la huelga.

Decenas de miles de personas tendrán que trasladarse en coche, autobuses o bicicletas para poder llegar a su puesto de trabajo. Se estima que la situación será especialmente crítica en la hora punta, cuando turistas y las personas que viven fuera de la ciudad tendrán que esperar pacientemente en las paradas de los buses.

La razón de la huelga es un conflicto salarial sobre la introducción del transporte nocturno el fin de semana. A partir del 12 de septiembre, la empresa Transport for London (TfL) quiere introducir un servicio de metro nocturno en cinco de las 11 líneas de metro.

Hasta la fecha, sólo los buses ofrecen este tipo de servicio. Las cuatro grandes compañías del suburbano no están en un principio en contra del tráfico nocturno, pero quieren aplazar el inicio del nuevo servicio con el fin de tener tiempo para negociar los salarios. Además, se quiere regular la cantidad de turnos nocturnos a realizar.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo hoy que no entendía esta medida de presión. La actual oferta de TfL es "increíblemente generosa", señaló hoy en declaraciones a la BBC. "No gastaré más dinero en trabajadores", agregó.

La última huelga en el metro, el 9 de julio, provocó caos en todo Londres. Algunos empleados trabajaron desde casa, mientras que otros tuvieron que salir en coche a las calles atestadas de tráfico. Los vagones del tranvía iban repletos y a pesar del refuerzo en el transporte de cercanías, muchos tuvieron que esperar más de una hora para tomar el bus.

Cerca de cuatro millones de personas se desplazan a diario en el metro de Londres.

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 08:11
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 08:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"