Los 3.500 intentos de ilegales por pasar de Francia a Inglaterra

Esta mañana murió un ciudadano africano cuando quiso pasar por el Erotunel, atropellado por un camión. Se corrió el límite migratorio.

Un hombre murió esta mañana cuando un grupo de migrantes hicieron 1.500 intentos para entrar en el Reino Unido a través del Eurotúnel durante otra noche de caos en Calais, Francia. Las autoridades dicen que un migrante murió aplastado por un camión cuando un grupo de al menos 150 migrantes realizó repetidos intentos para ingresar en el túnel durante la noche.

Esto sucedió después de que Eurotunel — la empresa francesa que gestiona el enlace — confirmó a VICE News que se habían registrado otros 2.000 intentos para entrar en la noche del lunes, en el que participaron algo menos de 400 personas en total.

El miércoles, sin embargo, hubo informes contradictorios sobre el número de personas involucradas en los intentos de la noche del martes, los cuales van desde 150 a tantos como 1.200.

Un oficial anónimo en Calais dijo que 2.100 migrantes trataron de irrumpir en el área que rodea al Eurotúnel temprano el martes, antes de ser rechazados por la policía. Esta fuente dijo que ha sido el más grande intento por pare de migrantes para entrar al sitio y que las autoridades arrestaron a unas 200 personas.

En total, más de 37.000 intentos por parte de migrantes han sido bloqueados en su objetivo de llegar al Reino Unido desde el 1 de enero, según Eurotunel.

Nueve migrantes han muerto en el intento de ingresar al túnel desde junio, dijo el ministro del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve.

Se cree que el hombre que murió durante la noche es un oriundo de Sudán, y que ronda los 20 años. Murió cuando trataba de viajar como polizón, según Gilles Debove, un funcionario del sindicato de la policía.

"Se trata de un pico en la intrusión nunca antes registrado", dijo un portavoz de Eurotunnela VICE News el miércoles. "Ellos [los inmigrantes] logran entrar al sitio trepando las vallas y cortando nuestras alambradas", añadió.

John Keefe, portavoz de Eurotunel, dijo a The Associated Press que los ataques contra las vallas están organizados. "Esto es claramente originado por bandas de delincuentes o traficantes de personas que coordinan los ataques contra las vallas", afirmó.

Miles de migrantes están acampados en Calais, y sus intentos por llegar al Reino Unido se han intensificado tras un reciente conflicto laboral en la ciudad portuaria. Eurotunel también advirtió que su calendario había sido interrumpido a causa de "la actividad de los migrantes".

El miércoles, Natacha Bouchart, el alcalde de Calais, dijo a la radio France Info que los migrantes están tratando de llegar a Inglaterra desde Francia "a toda costa" — cruzando primero una carretera muy transitada y luego tratando de subir como polizones a los camiones que hacen fila, para finalmente abordar el tren.

Opinó que Gran Bretaña, Francia y Eurotunnel necesitan trabajar juntos sobre este asunto.

"La situación ya era muy dura, pero ahora es una tragedia", Vincent De Coninck, a cargo de las operaciones del cruce norteño de Calais para la ONG católica Secours, dijo a VICE News.

De Coninck ha estado ayudando a los inmigrantes en Calais durante varios años y, según él, las medidas adoptadas para reforzar la seguridad en la zona del puerto — utilizado por los migrantes para llegar en barcos y camiones que se dirigían a Inglaterra — han provocado en los contrabandistas un aumento de precios, una situación que "lleva a los más pobres a tomar aún más riesgos, y por lo tanto intentar el paso por el túnel".

En el interior de los barrios pobres, donde los migrantes viven a la espera de una oportunidad para cruzar, la situación es "muy preocupante", según De Coninck. Se estima que entre 2.000 y 2.500 personas viven en los campamentos de Calais.

"Ha habido una cierta mejora con los puntos de distribución de agua y recogida de basuras, pero todavía no es suficiente", afirmó.

Desde Singapur, el primer ministro británico, David Cameron, declaró que el comité de crisis del gobierno británico se reuniría el miércoles para discutir sobre el tema. Cameron explicó que la situación era "muy preocupante".

El gobierno británico se ha comprometido a un gastar un extra de 7 millones de libras [10 millones de euros] para financiar medidas que permitan mejorar la seguridad de Calais.

"Siento simpatía hacia los turistas que se están encontrando con dificultades para acceder a Calais a causa de los disturbios y vamos a hacer lo posible para trabajar con los franceses para llegar a una conclusión", agregó el primer ministro.

"No tiene sentido tratar de señalar con el dedo, o culpar, se trata de trabajar con los franceses en la puesta en marcha de medidas de seguridad adicionales, aportando la inversión donde se necesite, y el Reino Unido siempre tomará la delantera en eso". 

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 22:56
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 22:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"