Advierten que el ébola sigue siendo una "catástrofe"

Médicos Sin Fronteras advirtió que, pese al progreso en la lucha contra la enfermedad, el virus persiste "de forma obstinada" en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Pese al progreso que se ha hecho en la lucha contra el ébola en África Occidental, el virus perive "de forma obstinada" en Guinea, Sierra Leona y Liberia, según Médicos Sin Fronteras (MSF). Ya son 27.678 los infectados y 11.276 vidas perdidas.

En las últimas ocho semanas, el número de casos en la región ha fluctuado en torno a 30 por semana, "una cifra que en condiciones normales sería considerada una catástrofe", subrayan desde la organización.

Primero fue la indiferencia global, luego el miedo global, después la respuesta global y ahora ha llegado la fatiga global. Pero hay que acabar con la epidemia", sostiene Joanne Liu, presidenta de MSF.

En Guinea, las cadenas de contagio siguen activas en Conakry, Boké y Forecariah. "Aún se registran entre 12 y 18 casos de ébola a la semana en Guinea", dice Anna Halford, coordinadora de la misión de MSF en Guinea. "Los casos de ébola siguen sin detectarse durante demasiado tiempo. En las últimas semanas, el 25% de los casos positivos se identifican después del fallecimiento", añade.

Respecto a Sierra Leona, el número de casos semanales sigue fluctuando en torno a la quincena. En la última semana se registraron catorce, y los puntos más afectados siguen siendo Freetown y los distritos de Port Loko y Kambia.

En cuanto a Liberia, país que fue declarado libre de ébola el pasado 9 de mayo tras 42 días sin nuevas infecciones, ha vuelto ahora a registrar nuevos casos de la enfermedad. "Aunque sea una decepción, no es totalmente inesperado", dice Carissa guild, coordinadora médica de los programas de MSF en Liberia.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 19:00
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 19:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"