Carmen Aristegui se confiesa y declara culpable "de todo"

Un tribunal colegiado federal desechó la demanda de amparo que promovió Carmen Aristegui contra la empresa MVS.

 Erguida ya en uno de los personajes controvertidos que se enfrentan al poder político y status quo de algunas empresas, Carmen Aristegui sabe que se encuentra en un punto crucial de su vida, en el que quizá deba efectuar cambios radicales. Dada la naturaleza de la discusión legal que mantiene con MVS, ella se ha enfrentado al pensamiento de muchos empresarios de los medios de comunicación. Entonces está en el aire una posibilidad que Aristegui baraja: ¿ha llegado el momento de abrir su propio medio de comunicación, incluso fuera del mundo de internet?

Gabriel Bauducco, periodista y colaborador de The Guilty Code, conversó con Carmen Aristegui sobre el caso MVS, en la que da detalles sobre lo acontecido, su conversación con los Vargas, propietarios de la empresa, la situación actual del proceso judicial, sus expectativas, vida personal y planes.

¿En qué momento los periodistas se convierten en noticia?, ¿Los empresarios tienen derecho a aniquilar un espacio por razones editoriales? ¿Eres conflictiva Carmen? ¿Qué vas a hacer? Fueron algunas de las preguntas hechas por Bauducco.

Las respuestas, como era de suponerse, fueron claras:


"Me plantearon abiertamente que ese trabajo de investigación (la casa blanca de Las Lomas), no saliera en MVS...que si nosotros lo publicábamos iba haber una afectación seriamente a MVS. Si nosotros no habíamos hablado con ellos del tema, no queda más que la Presidencia se los pidió".

"?no se pueden comportar los empresarios de los medios de comunicación electrónicos como si fueran dueños del aire, como si fueran dueños del espectro. Son dueños sí, del edificio, del micrófono, de la inversión que es muy respetable y, desde luego, tiene que haber garantías a los empresarios de los medios para desarrollar sus trabajos, pero no tienen derecho a aplicar censura o aniquilar un espacio por razones editoriales argumentando baratijas?aquí hay claramente un hecho de censura. Y los empresarios de la radio y la televisión deben saber que actúan a nombre del Estado porque el Estado les prestó la concesión, porque el aire es de todos, "el aire", dice la ley, "es de la nación".

En esta misma revista digital, se muestra en su sección Guilty Post Magazine, la visión del reconocido fotógrafoRicardo Trabulsi quien, a través de su lente, capturó diversos retratos de una Carmen que se mostró como pocas veces se deja ver. (crédito de fotos adjuntas: Ricardo Trabulsi).

El caso Aristegui

Un tribunal colegiado federal desechó la demanda de amparo que promovió Carmen Aristegui contra la empresa MVS, lo que pone fin a este juicio iniciado tras el despido de la periodista en marzo pasado, y tira la posibilidad de su reintegración a la compañía por la vía judicial.

El Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Distrito Federal aprobó este martes el recurso de queja promovido por MVS contra la decisión de un juez de distrito de admitir el juicio de amparo, de acuerdo con lo publicado por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

En mayo el juez octavo de Distrito, Fernando Silva García, admitió el juicio en el que señalaba como una autoridad a MVS por utilizar el espectro público.

El proyecto, aprobado por unanimidad, fue realizado por el magistrado Pablo Domínguez Peregrina. La resolución es definitiva, pues los recursos de los tribunales son inimpugnables.

“Con esta resolución se pone fin a la batalla judicial que en defensa de la libertad de expresión inició la periodista en marzo pasado”, dijo en un comunicado el equipo de Carmen Aristegui.

"Quedan sin resolver cuestiones fundamentales que ya no podrán ser estudiadas por ninguna autoridad, tales como la independencia periodística, la libertad de información y el respeto a la diversidad de opiniones", agregó.

En tanto que MVS dijo a CNNExpansión que no hará comentarios por el momento.

El argumento del equipo de abogados de Carmen Aristegui para lograr el amparo era que MVS era una autoridad responsable al ser concesionaria de un bien público, lo cual fue admitido en su momento por el juez Silva García al señalar que los hechos se daban bajo un “contexto de derecho público”.

Durante el proceso la compañía pidió retirar del caso al juez, sin embargo su petición fue rechazada e incluso fue multada al considerar que actuó de mala fe al señalar que el juez era parcial porque supuestamente su padre era amigo de Javier Quijano, abogado de Aristegui.

El juicio también incluyó reuniones entre las partes, ordenadas por el juez de Distrito, en las que no lograron algún acuerdo.

Luego de la resolución quedan pendientes en los juzgados especializados en materia de telecomunicaciones los amparos promovidos por ciudadanos en los que exigen la reinstalación de Aristegui en la empresa.

También la demanda mercantil por incumplimiento de contrato que presentó en marzo pasado MVS ante el Juzgado Decimocuarto de Distrito en Materia Civil.

El domingo 15 de marzo MVS informó que terminaba la relación laboral con Carmen Aristegui luego de que la periodista lanzara un ultimátum pidiendo la reinstalación de dos miembros de su equipo (Daniel Lizárraga e Irving Huerta), despedidos por utilizar la marca de la compañía sin consentimiento de ésta en el proyecto MexicoLeaks.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 10:55
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 10:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"