Raúl Castro pide fin del embargo para "relaciones normales" con EEUU

La medida la impone Estados Unidos desde comienzo de los años ’60, dos años después del triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro en la isla caribeña, en 1961.

El presidente cubano, Raúl Castro, volvió a pedir hoy el final del embargo de Estados Unidos contra la isla como una condición para que ambos países puedan normalizar plenamente sus relaciones después de abrir embajadas el próximo lunes.

Castro reiteró que Washington y La Habana no podrán volver a a mantener "relaciones normales" mientras esté en pie el embargo que Estados Unidos impone a Cuba desde comienzo de los años 60, según lo citaron los medios de la isla en un discurso ante el Parlamento.

Ambos países retomarán el lunes formalmente sus relaciones diplomáticas como parte de un histórico acercamiento iniciado en diciembre, tras más de cinco décadas de hostilidades y rivalidad ideológica.

El lunes "habrá concluido una primera fase del proceso iniciado el 17 de diciembre y comenzará (una) nueva etapa larga y compleja en camino hacia la normalización", citó la agencia Prensa Latina a Castro durante su intervención en la actual sesión plenaria del Parlamento.

Castro reiteró además la exigencia de que Washington devuelva la base naval de Guantánamo, en el extremo oriental de la isla, y detenga los programas estadounidenses para "la democratización" de Cuba que financian a algunos medios cercanos al exilio anticastrista cubano asentado en Florida.

El presidente, de 84 años, rechazó así lo que considera una injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos. "Cambiar todo lo que deba ser cambiado es asunto soberano y exclusivo de los cubanos", lo citó Prensa Latina.

Castro saludó por otra parte el histórico acuerdo nuclear alcanzado el martes entre Irán y las cinco potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania. El acuerdo, alcanzado tras años de arduas conversaciones, prevé la creación de varios mecanismos de control para el programa atómico iraní.

"Este resultado demuestra que el diálogo y la negociación son la única herramienta efectiva para solventar las diferencias entre los Estados", dijo el mandatario cubano, que defendió también el derecho de todo país a usar de forma pacífica la energía nuclear.

Castro aludió en su discurso a varios temas internacionales como la integración latinoamericana en el foro de la CELAC, y mencionó en especial las que ve como "campañas desestabilizadoras" contra los gobiernos de Venezuela y Ecuador, cercanos políticamente a Cuba.

"Seguimos con atención el proceso de diálogo" entre Venezuela y Estados Unidos, aseguró Castro, cinco días antes de la prevista reapertura de la embajada cubana en Washington.

Estados Unidos y Cuba retomarán el lunes las relaciones que rompieron en enero de 1961, dos años después del triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro en la isla caribeña. Ambos países han estado enemistados desde entonces.

Castro y su homólogo estadounidense, Barack Obama, anunciaron el pasado 17 de diciembre un histórico acuerdo para reanudar relaciones, alcanzado después de 18 meses de negociaciones secretas y sellado con un intercambio de prisioneros. La noticia dio entonces la vuelta al mundo entero.

En la ceremonia de reapertura de la embajada cubana en Washington participará el ministro de Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez. Estados Unidos prevé por su parte que el secretario de Estado, John Kerry, viaje también próximamente a La Habana para abrir oficialmente la legación norteamericana. Kerry será el primer jefe de la diplomacia estadounidense que visite Cuba desde los años 40.

Ambos países contaban hasta ahora con una llamada "sección de intereses" en la otra capital, que pasará a ser embajada.

Cuba celebró hoy la primera sesión plenaria regular del año del Parlamento cubano. La cita, centrada tradicionalmente en asuntos económicos y de presupuesto, se cerró con el discurso de Raúl Castro.

En su intervención, el presidente también aludió al buen desempeño de la economía cubana en el primer semestre del año, según las cifras oficiales del gobierno.

"Hasta el 30 de junio el PIB (Producto Interno Bruto) creció un 4,7 por ciento y estimamos que al concluir el año quedará en el entorno del 4,0 por ciento", agregó el mandatario, según la web oficialista Cubadebate.

Los medios estatales ya habían informado a finales de junio sobre un crecimiento previsto de más del 4,0 por ciento en los primeros seis meses del año. La economía planificada de la isla cerró 2014 con un incremento del PIB del 1,3 por ciento.

Fuente: Isaac Risco, Dpa.

�������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 14:08
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 14:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"