Kerry y Zarif, arquitectos del acuerdo nuclear con Irán

Resaltan, tras el logro, los papeles del secretario de Estado norteamericano y del ministro de Exteriores iraní, quienes negociaron innumerable cantidad de horas.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yawad Zarif, han sido fundamentales para poner fin a la disputa sobre el programa nuclear de Irán.

Ambos diplomáticos pasaron innumerables horas en negociaciones directas y comparten una actitud cosmopolita poco frecuente entre los altos cargos políticos en Estados Unidos e Irán.

JOHN KERRY

El secretario de Estado norteamericano, de 71 años, tiene fama de duro y trabajador. Desde que se convirtió en jefe de la diplomacia estadounidense, en 2013, visitó 60 países y pasó el equivalente a un año en el extranjero.

La dedicación de Kerry a la búsqueda de una solución al conflicto nuclear está en línea con su desempeño anterior. Como senador demócrata de Massachusetts, Kerry ganó experiencia en política exterior al frente de delicadas misiones diplomáticas en Afganistán y Pakistán.

En 2004 se presentó a las elecciones presidenciales, intentando seguir los pasos de su modelo político, John F. Kennedy, pero perdió frente a George W. Bush. Muchos le consideraron demasiado envarado y sofisticado, y algunos de sus oponentes políticos han ridiculizado su capacidad de hablar francés con fluidez.

Kerry es además un veterano condecorado de la guerra de Vietnam que se reconvirtió en activista por la paz.

Durante las pausas de las negociaciones nucleares el secretario de Estado aprovechó para practicar ciclismo, aunque en una de esas salidas se rompió una pierna en mayo en Suiza. Aun así, prometió que seguiría trabajando para conseguir un pacto con Irán y llegó a las negociaciones de Viena con muletas y acompañado de su fisioterapeuta.

MOHAMED YAWAD ZARIF

La elocuencia, experiencia internacional y el inglés fluido del actual ministro de Exteriores iraní contrasta con el perfil de algunos de los hombres que le precedieron como negociadores nucleares iraníes.

Cuando en 2013 se puso al frente de Exteriores, los negociadores nucleares occidentales dejaron de quejarse por tener que escuchar largos sermones políticos traducidos del farsi.

Zarif, de 55 años, tenía el perfil perfecto para lograr poner fin al aislamieto internacional de su país. Nacido en Teherán, estudió en San Francisco y se doctoró en Derecho Internacional y Políticas en la Universidad de Denver.

Entre 2002 y 2007 fue el enviado de Irán en Naciones Unidas y durante ese periodo hizo valiosos contactos, entre ellos el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger, que le describe como un hombre "inteligente, cortés, disciplinado y con el que resulta interesante hablar".

Dentro de Irán, sobre todo los jóvenes aprecian sus costumbres modernas y su uso de las redes sociales.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 21:29
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 21:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"