Obispos venezolanos piden medidas económicas sensatas

Para los obispos de Venezuela, los venezolanos ven con asombro la devaluación diaria de la moneda nacional con “terribles consecuencias en el costo de bienes y servicios”.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) alertó hoy que urge tomar medidas económicas sensatas que impidan el "absurdo mecanismo de una política económica equivocada que enriquece a unos pocos y empobrece a la mayoría".

Un pronunciamiento de la CIV asamblea ordinaria de obispos señaló que los venezolanos ven con asombro la devaluación diaria de la moneda nacional con "terribles consecuencias en el costo de bienes y servicios".

"Todo cuesta más cada día, lo que golpea el poder adquisitivo de las familias venezolanas. Urge tomar medidas económicas sensatas en el marco de la Constitución y las leyes que impidan ese absurdo y nocivo mecanismo de una política económica equivocada que enriquece a unos pocos y empobrece a la mayoría", dijo.

La asamblea de obispos se refirió a los asuntos que preocupan a la sociedad venezolana, con especial interés en las dificultades económicas, agudizadas por la escasez de bienes de consumo, el retroceso económico y una inflación que podría superar el 100 por ciento este año.

Asimismo, se refirió a la visita apostólica del papa Francisco en Latinoamérica, sobre la cual dijo que reafirma las razones para la esperanza y "nos impulsa al renovado compromiso por la nueva evangelización".

"Agradecemos también su preocupación por Venezuela. Es muy grato comprobar que su magisterio ha sido motor de diversas iniciativas", destacó.

La declaración señaló que la preocupación por la "gravísima situación que vive el país, sentida por todos, nos exige ser críticos, creativos, solidarios".

"Compartimos las inquietudes y anhelos, el sufrimiento que padece nuestro pueblo por tanta incertidumbre. La mayoría asume que vivimos un momento muy difícil e incierto, que es necesario y urgente superar. No se puede negar lo que está a la vista: los presos políticos, los vejámenes, las torturas, la violación de los derechos humanos", alertó.

Agregó que el pueblo venezolano exige mejores condiciones de vida diaria y pide "más seguridad, mayor protección a su derecho a la salud y a la alimentación de su familia".

"Toda la nación padece la falta de medicamentos y atención hospitalaria y la escasez. Exige mayor seguridad ante la violencia desbordada, la impunidad y el narcotráfico. A lo anterior se suman las crónicas fallas eléctricas y en el servicio del agua potable en todo el país que repercuten tanto en la vida familiar como en el trabajo, generando más angustias y daños", indicó.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 17:53
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 17:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"