Primera muerte por sarampión en EEUU desde 2003

Aunque la madre de la mujer fallecida recalcó que había sido vacunada contra el virus, no pudo encontrar el registro médico ni recordar cuándo fue vacunada.

La primera muerte de un paciente con sarampión en EEUU en más de una década ha reavivado los debates sobre la cobertura de vacunación. El debate se desató a principios de este año después de que surgiera un brote en el parque de atracciones Disneyland en California, el cual hizo saltar las alarmas sobre la vulnerabilidad de los niños que no habían sido vacunados contra la enfermedad.

El personal sanitario afirmó que, aunque la mujer que murió a principios de este año en el estado de Washington probablemente estuviera vacunada, su sistema inmunológico se vio comprometido debido a otros problemas de salud y medicamentos, según informó VICE News.

La mujer, de la cual no se ha desvelado su identidad, se convirtió en la primera persona en morir de sarampión desde 2003, según el Departamento de Salud del Estado de Washington. Probablemente habría contraído el virus durante su visita a una clínica médica en el condado de Clallam, donde otra mujer más tarde desarrolló una erupción y fue diagnosticada con sarampión.

Aunque la madre de la mujer fallecida recalcó que había sido vacunada contra el virus, no pudo encontrar el registro médico ni recordar cuándo fue vacunada, afirmó el portavoz del Departamento de Salud del Estado de Washington, Donn Moyer, a VICE News.

"Lamentablemente, ella no tenía un sistema inmune completamente funcional, ya que su sistema inmunológico había sido debilitado por medicamentos que había empleado para otros problemas de salud", dijo. "Esto la hacía especialmente vulnerable".

La causa oficial de la muerte de la víctima fue neumonía provocada por el sarampión, de acuerdo al departamento de salud del estado. La víctima no tenía los sarpullidos propios del sarampión y fue diagnosticada del virus después de su muerte.

El departamento ha destacado que este caso demuestra la importancia de la "inmunidad de grupo", ya que las posibilidades de que un brote se extienda se limita notablemente si una parte importante de la población ha sido vacunado contra ella.

"Esta trágica situación ilustra la importancia de inmunizar a tantas personas como sea posible para proporcionar un alto nivel de protección de la comunidad contra el sarampión", declararon las autoridades de salud del estado en un comunicado anunciando la muerte. "Las personas con sistemas inmunes comprometidos a menudo no pueden ser vacunadas contra el sarampión. E incluso cuando están vacunadas, pueden no tener una respuesta inmune cuando se exponen al virus y pueden ser especialmente vulnerables".

El condado de Clallam había sufrido un brote en el momento en que la mujer, se cree, estuvo expuesta al virus, según señalan funcionarios del estado.

De acuerdo con los registros de vacunación del estado para el año escolar 2014-15, entre el 3 y el 4 por ciento de los niños del condado Clallam no se habían vacunado, cifra que es inferior a la de muchos otros condados en el estado. Estos datos sugieren que sólo entre el 68 por ciento y 77 por ciento de ellos tenía la vacunación completa.

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 11:47
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 11:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"