El Papa bendice a ecuatorianos y pide que “todos sean hermanos”

"Les voy dar la bendición a cada uno y para este gran y noble pueblo ecuatoriano, que no haya diferencia, que no haya exclusivos, que no haya gente que se descarte", dijo sonriente.

Al concluir su jornada hoy en Quito, el papa Francisco ofreció una bendición a todos los ecuatorianos, a quienes pidió que "todos sean hermanos" y rezó porque no haya exclusiones de ninguna persona.

Al salir de un recorrido por la Catedral de Quito, se dirigió a miles de personas que lo esperaron desde temprano en los exteriores.

"Les voy dar la bendición a cada uno de ustedes y para este gran y noble pueblo ecuatoriano, que no haya diferencia, que no haya exclusivos, que no haya gente que se descarte", dijo sonriente el Papa a pesar de su agotadora jornada.

Solicitó que "todos sean hermanos, que se incluya a todos y no haya ninguno que esté fuera de esta gran nación ecuatoriana. A cada uno de ustedes, a sus familias, le doy la bendición".

Luego invitó a rezar en conjunto una oración y al término pidió: "Y, por favor, les pido que recen por mí. Buenas noches y hasta mañana".

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 15:12
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 15:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"