Ecuador: “Cambiar desde dentro”, el Sistema Interamericano de DDHH

Este país latinoamericano busca “no bloquear ni boicotear, sino trabajar conjuntamente con los demás países dentro para lograr una reforma sustantiva”.

Ecuador quiere "hacer cambios desde dentro" al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, después de que su candidato Patricio Pazmiño fuera elegido el martes juez de la Corte Interamericana (Corte IDH), pese a las críticas de organizaciones de la sociedad civil.

Diego Morejón, subsecretario de Organismos Internacionales Supraregionales de Ecuador, aseguró, tras la elección de Pazmiño, que su gobierno "tiene interés en hacer cambios dentro del Sistema Interamericano, no bloquear ni boicotear, sino trabajar conjuntamente con los demás países dentro para lograr una reforma sustantiva".

Morejón calificó de "éxito rotundo" que el candidato, muy cuestionado por las organizaciones no gubernamentales, fuera finalmente elegido en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) por 22 de los 23 votos posibles entre los estados miembros que aceptan la jurisdicción de la Corte.

"Queremos hacer los cambios desde dentro, permaneciendo en la organización. Hay que estar en la organización para pelear estos cambios", añadió el representante del gobierno de Ecuador en declaraciones a la prensa.

Pazmiño, actual de presidente del Tribunal Constitucional de Ecuador, asumirá sus funciones el próximo 1 de enero. El magistrado ha sido elegido por seis años y sólo puede ser reelegido una vez.

El juez ecuatoriano era uno de los candidatos cuestionados por varias organizaciones no gubernamenales, dentro y fuera del pais. Un panel de expertos independientes publicó a principios de junio un informe en el que advirtió sobre "el potencial conflicto de intereses" de Pazmiño.

"Supongo que la intención de los estados de América al obsequiarle un sillón en la Corte es justamente silenciar las críticas" (del gobierno de Ecuador a la CIDH y la Corte IDH), pero creo yo que lo que le están dando es una bofetada a los ciudadanos de América", explicó a dpa Juan Pablo Albán, profesor de la Universidad San Francisco de Quito.

Albán cuestionó la independencia del Pazmiño por su amistad con el presidente de la República y el canciller y aseguró que el tiempo que ha sido presidente del Tribunal Constitucional de Ecuador ha habido "una serie de decisiones regresivas" sobre derechos y libertades. Aunque Pazmiño como juez de la Corte IDH no podrá tomar decisiones sobre casos que afecten a Ecuador, Albán recordó que podrá votar en casos de países "cercanos ideológicamente al Ecuador como Venezuela, Nicaragua y Bolivia".

Katya Salazar, responsable de la Fundación para el Debido Proceso (DPFL), consideró que la elección de Pazmiño como juez de la CIDH muestra "la excelente diplomacia que tiene Ecuador".

"Ecuador tiene una cancillería superactiva y esto lo demuestra", dijo Salazar, quien se mostró esperazada de que la entrada en la Corte IDH de "un país que ha sido tan crítico del Sistema Interamericano sirva para foralecerlo".

El juez Pazmiño, por su parte, defendió en declaraciones a la prensa su independencia como magistrado, cuestionada por las organizaciones de la sociedad civil.

"Yo me mantego en mi rol de juez. Los trabajos, la crítica, la confrontación política con la Corte o con el sistema es un papel del gobierno nacional. Yo no soy político, yo, como todo juez, me dedicaré a trabajar y a expresarme a través de mis decisiones y mis sentencias", añadió.

Pazmiño aseguró que en los ocho años que lleva en el Tribunal Constitucional "ha evitado cualquier escándalo político porque esa no es la función del juez".

El mandato de Pazmiño como presidente del Tribunal Constitucional de Ecuador expira el 6 de noviembre. Según explicó, a partir de enero asumirá su cargo de juez de la Corte IDH, que compaginará con el ejercicio de abogado en su país y las clases de derecho.

El magistrado apostó por establecer un "mecanismo de diálogo y cooperacion" con los órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y definir los roles para "evitar duplicidades, fortalecer las capacidades jurisdicionales del sistema y acelerar la gestión y despacho de las causas".

Además de Pazmiño fueron elegidos por la Asamblea General de la OEA jueces de la Corte IDH el argentino Eugenio Raúl Zaffaroni, la costarricense Elizabeth Odio Benito y el chileno Eduardo Vio Grossi.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 10:25
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 10:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"