Israel se enfrenta a la ONU por un severo informe

El gobierno israelí rechazó de plano las acusaciones del organismo internacional por la última ofensiva militar sobre Gaza.

Israel lanzó un ataque preventivo contra un próximo informe de Naciones Unidas sobre la guerra del año pasado en la Franja de Gaza al considerarlo injustamente tendencioso y presentó su propio documento en el que culpa a las autoridades del grupo armado Hamas en Gaza del alto número de bajas civiles.

Esta ofensiva diplomática prepara el escenario para lo que se perfila como un polémico enfrentamiento con representantes de la ONU ante las afirmaciones de que Israel cometió crímenes de guerra durante ese conflicto que duró 50 días.

Israel sobrelleva desde hace tiempo una relación conflictiva con Naciones Unidas, a la que señala de parcial. El Consejo de Derechos Humamos de la ONU criticó severamente a Israel y Hamas en un informe similar que emitió después de la guerra de 2008-2009 en Gaza.

Sin embargo, esta vez hay bastante en juego. Los palestinos se han integrado en la Corte Penal Internacional y pretenden que ésta acuse de crímenes de guerra a Israel. El nuevo informe del consejo, cuya difusión se prevé ya en la semana, podría tener una importancia crucial en el caso contra Israel.

"Hacer que conste nuestro punto de vista sobre esta guerra es extremadamente importante, no tenemos nada que esconder", declaró a la prensa Dore Gold, el nuevo director del Ministerio del Exterior de Israel, durante una sesión especial en la que hizo pública la propia investigación de Israel sobre el conflicto y que está contenida en un texto de 242 páginas.

Gold estuvo acompañado por la viceministra del exterior Tzipi Hotovely, así como por expertos jurídicos del gobierno y el ejército que colaboraron en la elaboración del informe.

Israel lanzó el 8 de julio su ofensiva en Gaza debido al intenso fuego de cohetes disparados por Hamas y otros grupos paramilitares en el territorio. Más de 2.200 palestinos, incluidos centenares de civiles, murieron en la lucha, según autoridades palestinas y funcionarios de la ONU, así como 73 del lado israelí.

Los palestinos aseguran que el ejército israelí violó las reglas de guerra, que incluyen advertencia adecuada a los civiles, uso proporcional de la fuerza y distinción entre civiles y combatientes. Los palestinos señalan que una prueba es la alta cifra de bajas civiles.

En su informe que difundió el domingo, Israel se defiende con los mismos argumentos que ha presentado desde la conclusión de la guerra, aunque con un nivel de detalle jamás visto antes.

La aseveración central de Israel es que Hamas es responsable de la muerte de civiles porque utilizó a habitantes de Gaza como "escudos humanos" cuando disparó cohetes desde zonas residenciales y al efectuar actividades en escuelas, hospitales y mezquitas. También destaca que Hamas disparó cohetes y proyectiles de mortero contra centros de población israelíes.

El informe contiene lo que Israel describe como documentos confiscados en los que Hamas alienta a sus combatientes a que avancen hacia zonas civiles a sabiendas de que esa maniobra restringiría la capacidad de acción de Israel.

"Estábamos un poco pasmados y sorprendidos de la cantidad de documentos que logramos recuperar durante la operación y en ellos se indicaban que era una estrategia de Hamas", dijo Eran Shamir-Borer, abogado del departamento de derecho internacional de las fuerzas militares israelíes.

Nabil Shaath, funcionario palestino de alto rango, dijo que el informe israelí más reciente es "repulsivo e indignante" y afirmó que las autoridades palestinas han reforzado la posición de los palestinos en busca de la justicia internacional.

Fuente: The Associated Press

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 15:23
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 15:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"