Partido de Peña Nieto se mantiene como primera fuerza en elecciones

Perdió algunas bancas, pero conserva su vitalidad. En los comicios, en los que se renovaron 500 diputados federales, nueve gobernadores, alcaldes y diputados locales.

El partido del presidente Enrique Peña Nieto logró hoy mantenerse como primera fuerza en la Cámara baja, aunque perderá algunas bancas, según los resultados preliminares de las elecciones intermedias de este domingo, marcadas por algunos incidentes en el sur del país.

En los comicios, en los que se renovaron 500 diputados federales, nueve gobernadores, alcaldes y diputados locales, un candidato independiente logró en el próspero estado de Nuevo León la hazaña de ganar, por primera vez en México, una gobernación, según anticipan los resultados parciales y los conteos rápidos.

Unos 83,5 millones de mexicanos estaban convocados a elegir 500 diputados federales, nueve gobernadores, 871 alcaldes, 16 jefes delegacionales (distritales) en Ciudad de México y 600 diputados locales. La afluencia a las urnas fue de un 47 a 48 por ciento.

De acuerdo con los datos del conteo rápido oficial de las legislativas federales, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) recibió un 30 por ciento de los votos y se mantendrá como primera fuerza en la Cámara baja -única que se renovaba en estos comicios- con un número de 196 a 203 diputados frente a los 214 que tenía hasta ahora.

No obstante, el repunte de uno de sus aliados, el Partido Verde, podría permitirle conservar el control.

La segunda fuerza seguirá siendo el Partido Acción Nacional (PAN, conservador), con entre 105 y 116 legisladores en comparación con los 113 actuales.

De las nueve gobernaciones en disputa, un conteo rápido de la encuestadora Mitofsky para la cadena Televisa indica que el PRI sumará los estados de Guerrero -donde desaparecieron los 43 estudiantes- y Sonora, se mantendrá en Campeche y San Luis Potosí y perderá Nuevo León, Querétaro y Michoacán.

El PAN pierde Sonora y se mantendría en Baja California Sur, mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), muy golpeado en las elecciones legislativas federales y las locales en Ciudad de México, ganaría Michoacán. De Colima no había hasta esta noche proyecciones.

En Nuevo León, el ganador sería Jaime Heliodoro Rodríguez, alias "El Bronco", como candidato sin partido.

Pese a su retroceso en número de bancas, el PRI podría conservar la mayoría absoluta en la cámara con el apoyo de sus aliados, los "verdes" y Nueva Alianza.

El Partido Verde, que realizó una agresiva campaña multada varias veces por exceder el tope de gastos, logró dar un salto que le permitiría ampliar su presencia, según los datos oficiales adelantados por el presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova.

De esa forma podrían alcanzar de 41 a 48 diputados, frente a los 27 actuales, a los que se suman para el PRI entre unas nueve y 12 bancas de Nueva Alianza.

Un fuerte golpe sufrió el PRD que podría retroceder de sus 99 bancas actuales a un rango de 51 a 60.

La derrota del PRD se debe en gran parte al surgimiento del partido Morena, del dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, que después de romper con el perredismo formó su propia fuerza política con la que ahora podría obtener de 34 a 40 escaños y convertirse en un serio rival para el PRD en la capital.

Los comicios estuvieron marcados por incidentes por parte de maestros contrarios a una reforma educativa en estados como Oaxaca, Guerrero y Chiapas, con unos 90 detenidos, pero se desarrollaron en calma en el resto de México.

En Guerrero, en el municipio de Tixtla, los compañeros de 43 estudiantes desaparecidos en septiembre marcharon contra las elecciones y hubo quema de material electoral.

Un grupo de encapuchados, acompañados por el portavoz de las familias de los desaparecidos, Felipe de la Cruz, hizo una hoguera en la calle con material electoral y mamparas de algunos centros de votación.

En Tixtla se encuentra la escuela rural del magisterio "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa en la que estudiaban los jóvenes desaparecidos. Los 43 estudiantes fueron presuntamente detenidos en septiembre por policías municipales que luego los entregaron a un grupo criminal, que los asesinó e incineró.

En Oaxaca, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sustrajeron y destruyeron papeletas y urnas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo por su parte que los mexicanos dieron un mandato contra "la violencia y la intolerancia" al salir a votar.

"Hubo quienes intentaron afectar estas elecciones. En los días previos, incluso realizaron actos violentos, buscando desanimar a la población", afirmó el presidente en una transmisión televisiva.

"Sin embargo, por encima de ello, este domingo millones de mexicanos acudimos a votar, convencidos de que la democracia es el mejor camino para México", añadió.

Peña Nieto expresó su disposición a trabajar con todos los gobernantes que resulten elegidos en estos comicios.

La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por la ex presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, afirmó que la jornada transcurrió con tranquilidad salvo "incidentes aislados".

Fuente: Andrea Sosa Cabrios, Dpa.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 13:06
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 13:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"