El papa despierta esperanzas de católicos con visita a Sarajevo

20 años después de la guerra entre serbios ortodoxos, bosnios musulmanes y croatas católicos, Francisco visita el próximo sábado la capital del país balcánico.

Cuando el papa Juan Pablo II visitó Sarajevo hace casi 20 años, soplaba un viento helado. "La nieve caía de forma horizontal", recuerda el portavoz del papa Federico Lombardi sobre la misa en el estadio olímpico de Sarajevo. En ese entonces, en abril de 1997, hacía poco que la Guerra de Bosnia había terminado.

Ahora, 20 años después de la guerra entre los serbios ortodoxos, los bosnios musulmanes y los croatas católicos, el papa argentino Francisco visita el próximo sábado la capital del país balcánico, que sigue profundamente dividido.

Es probable que el clima en junio sea mejor y que las consecuencias de la guerra sean algo menos perceptibles que en ese entonces. Sin embargo, la situación política, económica y social está muy tensa.

"Sarajevo es un lugar decisivo para los dramas de la historia europea", dice Lombardi. De 1992 a 1995, en tiempos de guerra, la ciudad quedó en gran parte destruida. El lema del octavo viaje al extranjero del papa Francisco es "la paz sea con ustedes". "La situación actual del país sigue siendo difícil. Sufrió una guerra dramática y hay muchas tensiones entre la población musulmana, ortodoxa y católica. La economía está por el piso, aún queda mucho por reconstruir y los conflictos surgen una y otra vez", añade.

Desde el viaje de Juan Pablo II en 2003 a Banja Luka, en el norte del país, no volvió a haber visita papal a Bosnia-Herzegovina. La esperanza es especialmente grande entre los católicos, el grupo poblacional más pequeño, que esperan que la visita de Francisco apoye su reclamo de un mayor reconocimiento. Lombardi señaló que, para el sumo pontífice, el tema paz y reconociliación será primordial durante esta visita.

El papa Francisco sólo estará un día en Sarajevo, por lo que su programa es aún más ajustado. Tras el encuentro con los representantes políticos oficiales dará una misa en el estadio en el que se llevaron a cabo en 1984 los Juegos Olímpicos de Invierno. Se esperan decenas de miles de peregrinos, sobre todo de la vecina Croacia, católica.

El encuentro del papa con los representantes de las tres religiones será simbólico. De acuerdo con su portavoz, el sumo pontífice probablemente no se exprese acerca de la localidad Medjugorje, donde se habría aparecido la Virgen María varias veces, y a la que peregrinan cada año unas dos millones de personas. Una comisión del Vaticano analiza actualmente si se reconocerá el lugar oficialmente como sitio de apariciones de la virgen.

El arzobispo de Sarajevo, el cardenal Vinko Puljic, explicó en una entrevista que se esperaba que Francisco recuperara a "Bosnia y Herzegovina del olvido de la comunidad internacional". Y es que las profundas diferencias entre los grupos poblacionales se agudizaron en los últimos meses. El SDA, el mayor partido musulmán del país, acaba de adoptar un programa que quiere eliminar la parte serbia del país. La idea es que el país sea centralizado. Los serbios, en tanto, amenazan con organizar a más tardar en 2017 un referéndum sobre la separación de Bosnia y su anexión a la "madre patria" Serbia.

Los croatas católicos piden más derechos dentro del Estado, que por otra parte ninguno de los dos otros pueblos quiere concederle. Por eso, esperan un guiño del papa, que podría apoyar sus ambiciones. El profesor de Teología Ivan Sarcevic pintó en el principal diario de Sarajevo, "Dnevni avaz", una imagen sombría: la guerra civil "no acabó de forma justa". Y agrega: "Sólo se vio interrumpida. Ahora continúa con retórica e ideología de guerra. Si esto no se desarticula, representa la semilla de una nueva guerra futura". Sin embargo, Lombardi añadió que, a pesar de todas las tensiones, el papa no tenía preocupaciones en particular por su seguridad.

Fuente: Annette Reuther y Thomas Brey, Dpa.

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 01:43
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 01:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"