Ex canciller alemán critica ausencias en la cumbre del G7

La cita será el 7 y el 8 de junio en Alemania. Estarán los siete principales países industrializados. No estarán los rusos ni los chinos y Helmut Schmidt lo hizo notar.

El ex canciller alemán Helmut Schmidt criticó la exclusión de Rusia así como de los países emergentes de la cita cumbre que celebrará el 7 y el 8 de junio en Alemania el Grupo de los Siete principales países industrializados.

"Mis expectativas son limitadas", dijo el ex jefe de gobierno socialdemócrata en una entrevista con la agencia dpa en la antesala del encuentro que tendrá lugar bajo la presidencia rotativa alemana en el castillo de Elmau, en el sur del país.

"(Estas citas) Podrían estar a la altura de los tiempos si por lo menos se incluyese a los rusos y a los chinos. Habría que incluir también a Brasil, a Sudáfrica, a China. No sería un G7 ni un G6 ni un G8, sería un G14 o casi un G20".

Schmidt se manifestó convencido de que el presidente ruso, Vladimir Putin, habría aceptado una invitación a Elmau "si hubiera sido formulada debidamente".

"Veo claramente que Putin está ofendido por el hecho de que Occidente no toma suficientemente en serio su perspectiva", sostuvo Schmidt, quien a sus 96 años es toda una institución política en Alemania.

Defensor férreo de la política de no injerencia, Schmidt expresó cierta compresión por la política agresiva de Putin, que le ha valido el aislamiento internacional.

"Putin es el hombre que restableció el Estado ruso después de la era del 'salvaje oeste' bajo (el presidente Boris) Yeltsin. Es lo que el ve como su misión".

Según Schmidt, el presidente ruso "heredó el último reino colonial", que intenta mantener y actúa desde una posición aparentemente fuerte. "Es una fortaleza cuyo poseedor sabe que no puede emplear".

Schmidt se mostró confiado de que el actual enfrentamiento entre Rusia y Occidente no derivará en un choque militar. "Creo que ni Putin ni (el presidente de Estados Unidos, Barack) Obama quieren librar una guerra. Crimea no es un motivo de guerra. Ucrania en su totalidad no es un verdadero motivo de guerra ni para Obama ni para Putin".

Probablemente lo que siga serán negociaciones arduas y que quizás no arrojen resultados durante años, vaticinó Schmidt.

El domingo y el lunes próximos se reunirán por invitación de la canciller alemana, Angela Merkel, los jefes de Estado y de gobierno de Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Japón y del Reino Unido. Rusia, que se había sumado para conformar el llamado G8 en 1998, fue excluida del círculo tras la anexión de la península de Crimea.

Fuente: Sven Gössmann, Dpa. 

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 00:25
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 00:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"