Polarizadas elecciones regionales en Italia

El oficialismo del primer ministro Matteo Renzi obtiene resultados dispares frente a la oposición.

El Partido Democrático (PD) del primer ministro italiano Matteo Renzi cosechó hoy resultados mixtos en las elecciones regionales, consideradas como un importante barómetro para medir el índice de apoyo a su gobierno.

De acuerdo con las primeras proyecciones de los canales de televisión difundidas esta noche, en cuatro de las siete regiones donde se votó este domingo llevaba la delantera.

Más de 20 millones de italianos estaban convocados a las urnas, en unos comicios que contaron con menos participación que la anterior cita electoral.

En la Toscana, Apulia y Las Marcas los candidatos de Renzi celebraron claras victorias, según anticipó la televisión.

En Véneto, como se esperaba, el candidato de la centroderecha estaba adelante y en Liguria había una fuerte competencia con ligera ventaja para la centroderecha frente a la candidata del Movimiento 5 Estrellas. En Umbría candidatos de ambos partidos se encontraban muy parejos, mientras que en Campania se esperaba ligera ventaja para la alianza de centroizquierda de Renzi.

Los locales electorales cerraron a las 23:00 (21:00 GMT). Solamente en Sicilia se vota durante dos días. Los resultados definitivos de las elecciones regionales son esperados recién para hoy.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por el Ministerio del Interior, la participación electoral en los comicios regionales se situó en torno al 54 por ciento, o sea diez puntos porcentuales menos que en la votación anterior.

Para las elecciones comunales, para las que aún no había pronósticos hasta esta noche, bajaron del 73 a un 64 por ciento.

Previamente, el propio Renzi no consideró que los resultados de estas elecciones envíen un mensaje a su gobierno. "Las elecciones regionales solo tienen una importancia regional", aseguró el primer ministro, que lleva 15 meses en el cargo. No obstante, declaró que él es "siempre optimista".

Renzi esperaba obtener la victoria en cinco o seis de las siete regiones. También confiaban en ganar impulso con estos comicios los partidos de oposición, principalmente la conservadora Liga Norte, que mostró un claro discurso contra la inmigración durante la campaña electoral. Su jefe Matteo Salvini aspiraba a posicionarse como nuevo líder de la oposición con un triunfo.

Por su parte, la conservadora Forza Italia del ex primer ministro Silvio Berlusconi se ve amenazada de sufrir una nueva derrota. También se aguarda con expectativa los resultados que coseche el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo.

En Campania, donde el candidato de Renzi iba adelante según los primeros pronósticos, el jefe de gobierno de todas maneras podría sufrir un revés. Su candidato Vincenzo de Luca está condenado por abuso de autoridad y podría ser obligado a renunciar tras asumir el cargo.

Fuente: DPA

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 12:41
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 12:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"