Grecia acapara la atención en reunión de ministros del G7

Las negociaciones entre el gobierno heleno y los acreedores internacionales están en la mira del poderoso grupo de países, que se reúne en Alemania.

A pesar de no estar en la agenda oficial de la cumbre de ministros de Finanzas del G7, la crisis griega acaparó hoy toda la atención en el inicio de la reunión en Dresde, en el este de Alemania.

Las negociaciones entre el gobierno heleno y los acreedores internacionales transcurren más lentamente de lo esperado y las informaciones se contradicen en un momento en el que el tiempo apremia ya que en junio deben hacer frente a una serie de pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde Atenas, el gobierno intenta calmar las aguas asegurando que se encuentran a las puertas de un principio de acuerdo. Mientras, desde el lado de los acreedores se muestran sorprendidos y aseguran estar aún lejos de lograrlo.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, rebajó hoy las expectativas de conseguir una solución inminente con el gobierno griego e indicó que aún queda mucho por hacer.

"Nos encontramos en el proceso de trabajo, así que no puedo decir ahora que hayamos alcanzado un resultado concreto, algo que se conseguirá al final del proceso", afirmó Lagarde antes de la primera sesión de trabajo de los ministros de Finanzas del grupo de los siete países más industrializados del mundo (G7).

Asimismo, Lagarde explicó durante su intervención en el programa de la televisión pública alemana ARD "Morgenmagazin" que aunque se han conseguido avances, "aún sigue habiendo mucho trabajo por hacer".

Grecia tiene que devolver el 5 de junio un tramo de 302 millones de euros (330 millones de dólares) de un crédito al FMI, que se suman a otro tramo de 340,7 millones el 12 de junio y dos más de 567,8 millones y 340,7 millones de euros los días 16 y 19 del mismo mes, respectivamente.

Lagarde afirmó tener "una buena sensación" cuando oye que los políticos griegos dicen que van a cumplir con sus obligaciones. "Es una deuda que tienen con la comunidad internacional". El FMI tiene 188 miembros, también países pobres, recordó. "Es una cuestión de respeto", agregó.

Durante su intervención, la directora gerente del FMI rechazó las críticas de Atenas al organismo internacional y recordó que se trata de lograr que Grecia tenga una economía saneada de cara también al futuro. "Y eso es lo que hacemos aquí. Lo hacemos de manera equilibrada y con respeto".

Lagarde destacó también la importancia de lograr una solución que cree un marco seguro para que los inversores regresen a Grecia en algún momento.

El miércoles, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, se mostró sorprendido por las informaciones procedentes de Atenas de estar a las puertas de un acuerdo. También desde el Banco Central Europeo (BCE) aseguraron estar aún lejos. "Los avances son demasiado lentos".

La reunión de ministros y gobernadores de bancos centrales del G7 sirve como preparación para la cumbre de líderes del G7 el 7 y 8 de junio en el castillo de Elmau, en Baviera, en el sur de Alemania.

El tema de la bancarrota que se cierne sobre Atenas sobrevuela los pasillos del palacio de Dresde ya que en la cumbre de hoy y mañana en el este de Alemania participan también los acreedores internacionales de Grecia: el FMI; el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi; el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; así como el comisario de asuntos económicos de la Unión Europea, Pierre Moscovici.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 08:57
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 08:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"