La otra tragedia siria: un patrimonio en peligro

Una antigua ciudad situada en el desierto de Siria, que data de hace casi 2.000 años, se encuentra en peligro."Es una catástrofe mundial. "Estamos ante un combate cultural contra unos bárbaros".

 La destrucción del patrimonio cultural es uno de los aspectos más ocultos de la guerra que desangra a Siria, mientras los robos y la destrucción se suceden, esta situación sale a la luz tras la conquista esta semana de la milenaria ciudad de Palmira.


"Es una catástrofe mundial. Estamos ante un combate cultural contra unos bárbaros. Esperamos que la crisis termine pronto para salvar este patrimonio, que no es del gobierno o de los rebeldes, es de todos y si lo perdemos todos perdemos", le dijo a Télam el director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamoun Abdulkarim, en una entrevista telefónica.

"Soy muy pesimista y estoy verdaderamente muy triste. Nunca pensé que el EI iba a llegar hasta Palmira. Lo veía como algo imposible, pero ya están aquí y el riesgo de perder toda esa historia tan rica me llena de tristeza", expresó.

Palmira, una antigua ciudad nabatea situada en el desierto de Siria, en la actual provincia de Homs, que data de hace casi 2.000 años y donde reinó Zenobia, la Cleopatra de Siria, también se encuentra en peligro.

Las ruinas de Palmira son uno de los seis sitios de Siria declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. También se distinguen los cascos viejos de Alepo, Damasco y Busra, el Crac de los Caballeros, ya dañado, y las aldeas antiguas del norte.

De manera más o menos inmediata, todos estos lugares se encuentran actualmente amenazados por la cada vez más compleja y profunda guerra civil en Siria, que tras cuatro años de combates ya provocó más de 220.000 muertos y forzó a cerca de la mitad de la población a abandonar sus casas, según la ONU.

"Hasta el momento no hay presencia de combatientes del EI en los alrededores de la zona arqueológica, pero si en el centro de la ciudad, donde no hay electricidad y escasea el agua. Los civiles no pueden huir, son rehenes de estos salvajes", remarcó Abdulkarim.

Mientras los yihadistas del EI se encuentran en Palmira -desde el miércoles- hoy izaron su bandera sobre la ciudadela que domina la ciudad y ya se apoderaron del reconocido museo, hasta hace poco principal centro de interés turístico del histórico lugar junto a las ruinas.

"El EI controla el museo de Palmira, donde sus hombres hacen guardia en los alrededores. Sabemos que han hecho destrozos menores, pero no mucho más porque el museo esta prácticamente vacío", expresó.

"En las últimas semanas, las esculturas, objetos y algunas columnas del sitio protegido fueron desplazadas por civiles y soldados del Ejercito, apoyados por camiones y aviones, a un lugar seguro y secreto dentro de Siria", confió el funcionario de la DGAM.

"Obviamente no vamos a dar indicios de las zonas donde hemos escondido estos tesoros, pero están protegidos por nuestro gobierno, que presta un especial interés en protegerlos y destinó misiones especiales para preservar la historia siria", detalló.

Y agregó: "ya habíamos tomado medidas, el 90% de los objetos de los museos se encuentra protegido desde hace tres anos, para no repetir la triste experiencia iraqui".

Abdulkarim hace alusión a las imágenes que recorrieron el mundo en 2003, cuando el museo nacional iraqui en el corazón de Bagdad fue saqueado bajo la desinteresada mirada de los soldados estadounidenses.

"

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 22:11
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 22:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"