Mesa, ex presidente de Bolivia: "Argentina tiene que definir su dirección ideológica"

El negociador de Bolivia ante la Corte por los reclamos por una salida al mar habló con MDZ y contó los motivos de la demanda. Además habló del apoyo argentino y de los desafíos a los que se enfrenta Latinoamérica.

 El expresidente Bolivia, Carlos Diego Mesa Gisbert, explicó en MDZ Radio la posición de su país en la causa marítima que mantienen con Chile. Pero también se refirió a la situación del chavismo en Latinoamérica, de la situación económica de los países de la región y se enfocó en la Argentina. Sobre nuestro país, sostuvo que "tiene que definir su rumbo ideológico" en las próximas elecciones.

Mesa, periodista e intelectual, fue vicepresidente de Gonzalo Álvarez de Losada y quedó a cargo de la primera magistratura en 2003, luego de una situación crítica social y económica de su país. El presidente se marchó a Estados Unios con su familia y a Mesa le tocó "pacificar" Bolivia.

Hoy, es el vocero de su país ante el Tribunal Internacional de Justicia en el reclamo por el mar a Chile. Habló con el programa "Tormenta de Ideas".

Desde hace 136 años Bolivia le reclama a Chile una salida al mar. Hubo una guerra desde 1879 hasta 1874, luego de la cual Bolivia se quedó 400 km de acceso al pacífico. Se trata de 120 mil m2 que quedaron en poder de Chile, toda la zona de Antofagasta.

Chile argumenta que en 1904 se firmó un tratado en el que se daba por terminada la discusión con Bolivia. Sin embargo, luego de eso existieron tratados unilaterales en que Chile se comprometía a concederle un paso al mar al país. 

Mesa Gisbert, explicó el objeto del reclamo, que a su entender no tiene que ver con "el objeto de la demanda" de Bolivia no tiene que ver con el tratado de 1904, sino que se plantea "que después del tratado y al margen de este, Chile se comprometió en diversas ocasiones desde 1920 hasta 1983 a negociar con Bolivia para otorgarle una salida al mar".

Son actos unilaterales del Estado que Chile no ha cumplido, por eso se los puede demandar jurídicamente, afirmó Mesa Gisbert a "Tormenta de Ideas" de MDZ Radio.

La razón básica del reclamo, de acuerdo con el exvicepresidente es que a diferencia de Paraguay, Boliva tuvo salida al mar en el pasado "y el mar le fue arrebatado".

Por otro lado, Mesa Gisbert, se refirió a las condiciones económicas de su país, que se verían beneficiadas por una salida al mar. "Bolivia pierde entre el 1 y el 1,5% del Producto Bruto Interno al año, y con el paso de los años esa ha sido una desventaja económica muy evidente", agregó.

Además, el negociador boliviano consideró que la salida significaría un crecimiento mutuo para los dos países de la contienda. "Bolivia quiere ser protagónico de la cuenca del pacífico, que es en donde se mueve más del 50% del tráfico mundial".

"El país más complementario económicamente -con Bolivia- es Chile, podría lograrse una complementariedad en la zona sur de Bolivia y norte de Chile". En ese sentido, el ex vicepresidente puso como ejemplo las dificultades que tuvo su país para avanzar en el gasoducto, por no tener un puerto propio, lo que lo llevó a tener que pedir permisos a Perú y a Chile, y finalmente a abortar el proyecto.

Pasos en la disputa ante el Tribunal Internacional de Justicia:

"Bolivia no va a jugar el juego que podría colocar a Chile en posición de demostrar que el tratado de 1904 zanjó todas las disputas", consideró Mesa Gisbert, al ser consultado por consultas del juez Ghirstopher Greenwood quien fuera asesor de Chile, que no tienen que ver con el reclamos de Bolivia.


El representante boliviano explicó que las consultas no solo de Greenwod, sino del resto de los jueces fueron qué se entiende por acceso soberano al mar, cosa que resultó incompetente para Mesa Gisbert, pero que les permitió aclarar su posición en el asunto.

"El objeto de la demanda es definir si el tratado de 1904 cerró todos los efectos, o si por el contrario, las ofertas unilaterales le dieron derechos a Bolivia", agregó el exvicepresidente.

"Estamos a la espera del fallo de la corte, que tiene que decidir si es competente o no, si es competente nos quedarán dos o tres años más de debate. Nosotros estamos absolutamente convencidos de que la Corte va a declarar su competencia antes de diciembre de este año", comentó el representante boliviano.

Bolivia tiene una posición tan sólida que no hay susceptibilidades. Bolivia confía en la Corte, por la solidez de sus argumentos.

La visión sobre Latinoamérica

De acuerdo con Mesa Gisbert, Lationamérica se enfrenta a varias preguntas que deberá responder si sigue con el proceso del "llamado socialismo del siglo XXI, después del tsunami de Chavez, o se pasa hacia la derecha".

Además, entre otras de las preguntas a las que el expresidente boliviano hizo referencia están las circunstancias económicas, y una desaceleración del crecimiento que están viviendo todos los países, especialmente los más gravitantes como son Chile y Brasil.

"Argentina tiene que definir su dirección ideológica, si se va a ir hacia la derecha o va a mantenerse en centro izquierda (...). Si va a haber continuidad de liderazgos individuales o se va a volver a la lógica de la alternancia en el poder", apuntó.

El apoyo Argentino en el conflicto Chile-Bolivia

"Yo formo parte de un grupo de apoyo a la causa de las Malvinas Argentinas. Bolivia respalda plenamente la reivindicación argentina", comentó el funcionario al contrastar el apoyo directo que ellos le otorgan a Argentina, pero luego indicó las razones por las cuales en este caso no existe una devolución directa: 

"Argentina tiene una relación privilegiada con Chile por la frontera que comparten, y en ese contexto, a pesar de la simpatía con Bolivia, no hay una posición de respaldo pleno a la causa boliviana".

Escuchá la entrevista completa:

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 04:57
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 04:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"