El yanqui que lucra con la marca Patagonia

Patagonia es una firma norteamericana fundada por un enamorado de esa región del sur argentino, que hizo del cuidado del medioambiente y de la conciencia en el consumo su principal estrategia.

 A principios de este mes, un singular vehículo apareció en las calles de Manhattan y Brooklyn: una casa rodante de madera que podría haber sido utilizada para vender papas fritas o comida vegana. Pero en vez de comida, el camión fue hecho para vender un mensaje a favor de Patagonia la compañía que vende ropa de Outdoor.

El camper, estuvo durante seis semanas cruzando Estados Unidos, vendiendo sus productos usados a lo largo de todo el camino. Se vendieron pocos productos, noventa y tres prendas de vestir en la ciudad de Nueva York y cerca de 2100 en todo la gira.

El tour, que terminó el 12 de mayo en Boston, fue parte de una campaña para concientizar al país norteamericano sobre la amenaza que representa para el planeta una economía que depende del crecimiento insesante del consumo.

Rick Ridgeway, el vicepresidente de Patagonia sobre asuntos del medio ambiente, le dijo a The New Yorker, que se inspiró en una nota del Times de 2009 (2009 Times story), en la que se hablaba del gasto de los consumidores durante los últimos días de la Gran Recesión. El artículo explicaba que la economía estadounidense se estaba recuperando lentamente por la reticencia de los consumidores a gastar, y si gastaban lo hacían en automóviles más eficientes o herramientas de jardinería para plantar sus propias verduras.

"Eso realmente abrió mis ojos, porque es nuestra propuesta, es lo tratamos de venderle a nuestros consumidores, esa clase de productos", apuntó Ridgeway. "Esa gente es nuestra gente, y cómo podemos hacer un mejor trabajo que dándoles lo que realmente necesitan para comprar responsablemente, no ahora en recesión, sino todo el tiempo".

La campaña antimaterialismo de la empresa, empezó en un "Black Friday" en 2011 cuando en la página publicitaria de Patagonia se observaba la leyenda "No compres esta campera", y se invitaba a los consumidores a pensar dos veces antes de comprar cualquier producto. La pieza publicitaria generó un bum de ventas para Patagonia en 2012.

En septiembre de 2013, la compañía lanzó su campaña declarando que "el consumo es un callejón sin salida", agregando que la contaminación global, es síntoma de un problema mayor, de la expansión de la economía. La compañía creció aún más logrando una recaudación anual de 600 millones de dólares.

La compañía tiene un record en filantropía ambiental, incluso impulsan a sus consumidores a pagar más por productos fabricados con algodón orgánico. Patagonia. Pero la campaña pasó a acciones más concretas para hacer la reparación de productos y el reciclaje una parte creciente de su modelo de negocio.

Leer el artículo completo desde aquí.

*Patagonia es una firma de Yvon Chouinard, un empresario de Maine New England, que a fines de los 60, recorrió en una camioneta la costa del Pacífico, desde Ventura hasta Punta Arenas y enamorado de la Patagonia decidió ponerle su nombre a una compañía que fundó 1973.

Chouinard admira la cultura indígena y el contacto con la naturaleza, detesta vivir con tecnología, y promueve la en sus empleados responsabilidad social.

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 19:16
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 19:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"