Deportes

De la alegría a la decepción: así fue la noche de Boca

Los hinchas de Boca colmaron la Bombonera en lo que había comenzado como una fiesta, pero todo terminó en un verdadero caos.

Los hinchas de Boca volvieron a colmar esta noche la Bombonera para presenciar el último Superclásico de la trilogía, pero varias actitudes demostraron no poder comportarse y pusieron en suspenso la definición de la serie de octavos de final. 

En colectivos, autos particulares y motos, en los que resaltaban los colores azul y amarillo, los simpatizantes del elenco de la Ribera hicieron colapsar desde temprano el tránsito en el bajo, dificultando la llegada al estadio Alberto J. Armando. 

Ya en el cancha, los fanáticos "xeneizes" hicieron lucir las tradicionales banderas de cada domingo, aunque el debut del "trapo" que Carlos Tevez le regaló al equipo de sus amores se frustró, por una disposición del secretario de Seguridad, Sergio Berni. 

Llamó la atención la medida de Berni, ya que los efectivos policiales que participaron del operativo de seguridad no impidieron el ingreso de una gran cantidad de pirotecnia, utilizada para la salida del equipo dirigido por Rodolfo Arrubarrena. 

El ingreso al campo de juego del once boquense fue acompañado además por gran cantidad de luces y los tradicionales papelitos, que le dieron un marco emotivo a los minutos previos al Superclásico. 

Por el lado de River, si bien los hinchas no pudieron estar en la Bombonera por la restricción que pese sobre el público visitante, también se hicieron notar a su manera. 

La referencia es para un video que el cuerpo técnico "millonario" les hizo ver al plantel que dirige Marcelo Gallardo, que, entre otras cosas, tenía cánticos de la parcialidad del equipo de Núñez. 

El sonido, que se podía escuchar en las entrañas de la Bombonera, estuvo acompañado por fotos y pósters que el "Muñeco" Gallardo mandó a pegar en las paredes del vestuario visitante. 

Una vez en el verde césped, el clima pasó de lo festivo a la tensión, típica de un Superclásico de Copa Libertadores con mucho en juego para ambos, que buscaron una vez más quedar en la historia del partido con más rivalidad del fútbol argentino.

De la fiesta al papelón

Pero los que hicieron historia fueron los hinchas y acá no interesa colocar al responsable de lanzar la sustancia tóxica, porque también existió el dron, que en el momento de mayor tensión por la incertidumbre con el partido, voló con un fantasma con la letra "B" por encima de las cabezas del plantel de River. 

Los cánticos contra el "miedo" de los jugadores de River por no querer continuar el partido cuando estaban visiblemente afectados, más los proyectiles que volaron desde la platea en la salida del visitante, dieron cuenta que no fue sólo uno el que no supo comportarse. 


Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 10:44
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 10:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve