Latinoamérica: Los seis países más amigos de China

Los chinos ganan a los norteamericanos en sus vínculos económicos en América Latina. Una guerra estratégica que es mejor aprovechada por los asiáticos.

El exasesor económico de la Casa Blanca, Larry Summers, calificó como una llamada de atención la afición de China por los préstamos, especialmente cuando el mes pasado el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) comenzó a ganar terreno entre muchos aliados de EE.UU., y pidió seguir su activa política financiera en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con Kevin Gallagher, profesor de la Universidad de Boston y coautor de un informe de abril de la Iniciativa de Gobierno Económico Mundial (GEGI, por sus siglas en inglés), citado por la cadena CNBC, China ha invertido en América Latina 119.000 millones de dólares desde el año 2005, superando las inversiones que han hecho el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo juntos en el año pasado.

¿En qué partes de Latinoamérica la influencia del gigante asiático es mayor?

Nicaragua

El empresario chino Wang Jing y su compañía con sede en Hong Kong, HKND, planean invertir 50.000 millones dólares en la construcción del canal de Nicaragua. Al hacerlo, China pone en la mira a la industria naviera mundial, la cual registrará un incremento y continuará impulsando el crecimiento económico del país asiático.

Ecuador

Ecuador fue el cuarto mayor receptor de fondos chinos en el 2014, según la base de datos del Diálogo Interamericano. Cabe señalar que para China el país representa un caso interesante para el estudio de la energía, ya que posee campos petroleros tradicionales y fuentes renovables, tales como presas hidráulicas. A cambio Pekín ha acordado adquirir alrededor de la mitad de la producción petrolera de Ecuador, aislando de tal manera al Gobierno de Ecuador de las principales crisis del petróleo.

Argentina

Argentina y Brasil son los dos países más destacables cuando se trata de la inversión china, según el director adjunto del Centro de América Latina en el Consejo Atlántico, Jason Marczak. Pero los 35 acuerdos de cooperación entre Argentina y China se deben a una razón muy diferente a la de Brasil. Algunos expertos opinan que durante los últimos 14 años para Buenos Aires ha sido extremadamente difícil encontrar prestamistas, por lo que China se ha convertido en el inversor de última instancia para Argentina.

Brasil

En cuanto a Brasil los analistas señalan que se trata de una inversión tradicional que ya ha tenido un impacto positivo. El ejemplo más convincente es el de la refinadora china más grande, Sinopec, que adquirió el 40% de la compañía española Repsol en Brasil y el 30% de la portuguesa GALP, que también opera en el país latinoamericano.

Venezuela

Venezuela ha recibido 56.300 millones de dólares de fondos chinos desde el 2007: el 47% del total de la financiación china en la región, de acuerdo con el Diálogo Interamericano. Entre las industrias venezolanas más fuertemente financiadas destacan la minería de oro y cobre. El sector público de Venezuela también se ha beneficiado de las inversiones de China.

Cuba

Mientras EE.UU. ha renovado recientemente su interés en Cuba, China sigue siendo el mayor socio acreedor y de exportación de la isla caribeña. Así, durante la gira latinoamericana del presidente chino, Xi Jinping, en verano pasado, las dos naciones firmaron 29 acuerdos en diversos sectores como finanzas, biotecnología, agricultura, infraestructura y energía renovable.

Fuente: RT.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 18:19
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 18:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"