Europa busca aval militar para combatir tráfico de migrantes

Preocupa la posibilidad de que los propios migrantes pudieran resultar lesionados en caso de una acción militar.

 La jefa de la diplomacia europea presentó al Consejo de Seguridad de la ONU un plan de la Unión Europea (UE) para emprender acciones militares contra mafias que lucran en Libia con el tráfico de inmigrantes y prometió que los refugiados y migrantes interceptados en el mar "no serán devueltos contra su voluntad".

Federica Mogherini habló ante el máximo órgano de la ONU en momentos en que los 28 países de la UE se preparan para tomar decisiones finales sobre una polémica operación para identificar, capturar y destruir barcos usados por traficantes de inmigrantes.

La misión militar forma parte de un plan de acción aprobado el mes pasado por los líderes europeos luego de que cientos de migrantes murieran ahogados en el Mediterráneo tratando de cruzar en barcos de traficantes desde el norte de Africa hacia Europa, sobre todo hacia Italia.

En declaraciones a periodistas luego de exponer ante los 15 miembros del consejo, Mogherini dijo que Europa está lista para adoptar medidas incluso antes de que el Consejo de Seguridad se pronuncie sobre la propuesta de despliegue militar, aunque no quiso dar detalles sobre que medidas serían,

Países miembros del consejo se habían mostrado preocupados por la posibilidad de que los propios migrantes pudieran resultar lesionados en caso de una acción militar o que se les impidiera buscar una vida mejor, ya que muchos de ellos escapan de guerras, de la pobreza o la represión.

"Nadie está pensando en bombardear", dijo Mogherini de manera cortante.

Consultada sobre la posición de Rusia, que se ha opuesto a destruir los barcos de los traficantes y tiene poder de veto en el consejo, dijo que no había encontrado resistencias de ningún Estado miembro.

No obstante, agregó que aún hace falta mucho trabajo sobre el proyecto de resolución sobre la misión militar que la UE presentará para la aprobación del órgano de toma de decisiones de Naciones Unidas.

La UE necesita de este aval internacional porque no puede actuar en aguas territoriales de Libia ni detener naves con bandera de un país sin ese consentimiento de la ONU.

Así y todo, Mogherini se manifestó "totalmente confiada" en la voluntad política del consejo para lo que definió como las dos principales metas del plan: salvar vidas de migrantes y combatir a las mafias de traficantes, algunos de los cuales, dijo, están "vinculados a, y a veces financian, actividades terroristas".

El representante especial de la ONU para las migraciones internacionales, Peter Sutherland, dijo al consejo que cerca de la mitad de los inmigrantes que llegan a Europa califican como refugiados.

Sutherland saludó planes de la UE de introducir un sistema de cuotas para que los países compartan la carga de refugiados y la obligación de relocalizarlos, una iniciativa, que, sin embargo, ha sido cuestionada por algunos países miembros del bloque.

La Comisión Europea (CE), el brazo ejecutivo de la UE, tiene previsto presentar todo el plan de acción el miércoles próximo, como parte de una estrategia para ayudar a los países más afectados por la crisis, como Italia, Grecia y Malta.

Mogherini dijo que la "nueva agenda para la inmigración" que se tratará el miércoles contemplará más medidas para incrementar las operaciones de búsqueda y rescate y el ingreso regular de inmigrantes a Europa, aunque tampoco dio más detalles.

"Sabemos que tenemos que atacar todos los aspectos de esta tragedia", declaró, pero subrayó que "desmantelar las redes de traficantes (...) es una forma de salvar vidas".

La crisis tiene su epicentro en Libia, un país que está sumido en el caos desde que la OTAN, incluyendo a casi todos los países de la UE, apoyó una revuelta mayormente islamista que terminó con el derrocamiento del ex líder Muammar Kaddafi, en 2011.

En Libia existen dos gobiernos rivales y un sinfín de milicias islamistas que señorean extensos territorios del país petrolero norafricano, controlando incluso ciudades enteras.

Para operar en aguas territoriales libias, la UE necesitaría el permiso de las autoridades del país.

Mogherini dijo que hoy se reunión con el embajador de Libia ante la ONU, que la semana pasada había rechazado el plan y dicho que su país no había sido informado.

TELAM

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 22:05
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 22:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"