Bolivia: Poca asistencia en el primer balotaje de la historia

Beni y Tarija eligieron en segunda vuelta a sus representantes en una jornada con poca concurrencia de votantes.

 En un clima de tranquilidad y con “poca asistencia”, los ciudadanos de los departamentos Beni y Tarija fueron hoy a las urnas para escoger a sus gobernadores en la primera ocasión en que se realiza una elección de segunda vuelta en Bolivia, informaron fuentes oficiales.

Los centros de votación comenzaron a cerrarse a partir de las 16 (misma hora en la Argentina) y la difusión de resultados de conteos rápidos o encuestas a boca de urna sólo estaba autorizada a partir de las 20.


“En términos generales” se observó “poca asistencia de la ciudadanía” a las urnas, afirmó la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilma Velasco.

En Beni “hemos tenido una jornada tranquila, que ha sido ejemplar” porque “la gente acudió a los recintos de manera pacífica y tranquila”, aseguró el senador Erwin Rivero, del Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente Evo Morales.
En tanto, la presidenta del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Tarija, Cristina Vargas, calificó la jornada como “normal” porque “trascendió sin novedades”.

A mitad de la jornada, el ministro de Gobierno boliviano, Hugo Moldiz, informó que el acto comicial transcurría con “tranquilidad en ambos departamentos”, aunque reportó la detención de 23 personas en Beni y 28 en Tarija por diversas infracciones a las normas electorales.

En el caso de Tarija, donde también fueron demorados 26 vehículos, casi todos los casos se debieron a la ingestión de bebidas alcohólicas, que el ministro relacionó con los festejos por el acceso del club de fútbol Ciclón a la primera división.

Unos 245.000 ciudadanos estaban habilitados para votar en el departamento norteño Beni y alrededor de 327.800 en el sureño Tarija, según datos del TSE.

En Beni compitieron Alex Ferrier, del MAS, y Carlos Dellien, de Nacionalidades Autónomas por el Cambio y Empoderamiento Revolucionario (Nacer), que en la primera vuelta reunieron respectivamente 40 y 32 por ciento de los votos.
En Tarija se enfrentaron Adrián Oliva, de Unidad Departamental Autonomista (UDA), y Pablo Canedo, del MAS, que obtuvieron 45,44 y 36,17 por ciento de los sufragios, respectivamente, en la primera vuelta.

En las elecciones del 29 de marzo pasado, el MAS ganó las gobernaciones de Chuquisaca, Cochabamba, Oruro, Pando y Potosí, y la oposición se alzó con La Paz y Santa Cruz, que son los dos departamentos más poblados de Bolivia.
Los gobernadores electos asumirán sus cargos el 1 de junio próximo y durarán cinco años en el cargo. 

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 04:36
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 04:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"