EEUU: Críticas a intento republicano de eliminar ciudadanía por nacimiento

Los miembros más extremistas del Partido Republicano no quieren que los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos obtengan automáticamente la nacionalidad, como ocurre actualmente.

 Políticos demócratas y miembros de organizaciones pro inmigrantes de Estados Unidos criticaron el intento de los miembros más extremistas del Partido Republicano de eliminar el derecho automático a la ciudadanía por nacimiento, iniciativa que calificaron de "anti-inmigrante".

A propuesta republicana, el Subcomité de Inmigración y Seguridad Fronteriza de la Cámara de Representantes celebró hoy una audiencia sobre la posibilidad de eliminar la ciudadanía por nacimiento, que actualmente está garantizada por la enmienda 14 de la Constitución estadounidense.

Los miembros más extremistas del Partido Republicano no quieren que los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos obtengan automáticamente la nacionalidad, como ocurre actualmente.

El congresista Bob Goodlatte, presidente del Comité judicial, invitó al Congreso a tener "una discusión abierta y honesta sobre las consecuencias de la ciudadanía automática por nacimiento".

La líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó que los mismos republicanos que se negaron a someter a voto la reforma migratoria en la cámara baja hayan organizado una audiencia "para una de las más repugnantes y xenófobas propuestas de nuestra época".

El senador demócrata Bob Menéndez, estadounidense de primera generación de origen cubano, se mostró "indignado" ante esta audiencia "anti-inmigrante".

Menéndez recordó que el derecho a la ciudadanía por nacimiento es "un derecho fundamental" de la Constitución de Estados Unidos. Y criticó los intentos de algunos republicanos de crear "una subclase permanente" de inmigrantes indocumentados, asegurando que sus hijos, y los hijos de sus hijos nunca puedan salir de las sombras ni sean iguales ante la ley.

Angelica Salas, directora ejecutiva de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), consideró que los republicanos están jugando "juegos políticos en vez de buscar una política migratoria real de sentido común".

Durante la audiencia, Lino Graglia, profesor de derecho en la Universidad de Texas, consideró "irracional" luchar contra la inmigración ilegal y luego otorgar automáticamente la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos.

John Eastman, director fundador del Centro de Jurisprudencia Constitucional del Instituto Claremont, aseguró que "la promesa de ciudadanía" se ha convertido en un imán para la inmigración ilegal.

También se denunció durante la audiencia "el turismo de parto" o "turismo de maternidad": la existencia la existencia de redes mafiosas que llevan a mujeres embarazadas a Estados Unidos con visado de turista con la finalidad de dar a luz allí para que el niño pueda obtener la ciudadanía estadounidense.

Goodlatte denunció que este fenómeno se ha convertido en "un negocio multimillonario". "Incluso si ustedes creen que la ciudadanía por nacimiento es la política correcta para Estados Unidos, tal abuso de nuestra generosa política es inaceptable", añadió el congresista.

A diferencia de otros países, Estados Unidos se rige por el llamado principio de "ius soli" (derecho de suelo), por lo que concede la ciudadanía estadounidense a todos los nacidos en el país, sin que importe la nacionalidad o el estatus legal de sus progenitores.

La probabilidad de reformar la cláusula de ciudadanía de la enmienda 14 es remota, ya que es parte del núcleo fundamental de las enmiendas de la Constitución de Estados Unidos.

DPA

Opiniones (1)
23 de mayo de 2018 | 12:40
2
ERROR
23 de mayo de 2018 | 12:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡Qué sería si leyeran nuestro preámbulo y constitución! Se mueren de un espasmo!!!
    1