Testigos de la masacre de Aurora prestan testimonio

En 2012, durante el estreno de un film sobre Batman, un hombre mató a 70 personas e hirió a 12.

Supervivientes de la masacre en un cine de Aurora, en el estado norteamericano de Colorado, testificaron hoy en el segundo día del juicio contra James Holmes, el hombre que abrió fuego contra la gente que se encontraba en la sala y mató a 70 personas e hirió a otras 12 hace casi tres años.

Holmes, de 27 años, se declaró no culpable por insania en 166 cargos por asesinato, intento de asesinato y cargos por posesión de armas y explosivos. Los fiscales buscan que sea condenado a la pena de muerte.

James Holmes Masacre Aurora

 James Holmes.  


Como una de las primeras testigos, la fiscalía convocó a Katie Medley, quien estaba embarazada de nueve meses cuando asistió a la función de medianoche de la película de Batman "The Dark Knight Rises" en 2012 en el cine "Century 16" junto a su esposo Caleb Medley y un amigo. Los tres estaban sentados en la parte delantera del cine, por donde entró Holmes a través de una salida de emergencia.

Medley dijo que primero pensó que el gas lacrimógeno que se expandió por la sala era parte de una broma. Luego vio al atacante, que "parecía alguien del equipo (de élite) SWAT" y escuchó "un montón" de disparos.

De repente, vio que su marido tenía la cara ensangrentada y se dio cuenta de que le habían disparado. Con dificultad, debido a su embarazo, intentó ocultarse tras la fila de asientos mientras veía los pies del atacante pasar a su lado a menos de un metro.

El esposo de Medley, Caleb, perdió un ojo y sufrió "severas lesiones cerebrales" en el ataque. El hijo de los dos, Hugo, nació mientras él era sometido a una operación de neurocirugía de emergencia en el mismo hospital, un piso más abajo.

El mismo Caleb Medley, en silla de ruedas, dio su testimonio con ayuda de una tabla para deletrear, en la que figuran las letras del alfabeto.

Munirih "Moni" Gravelly, Derick Spruel y su esposa Chichi Spruel también prestaron testimonio. Los tres fueron al cine con un cuarto amigo, Jesse Childress, quien murió en el ataque. "Recuerdo haber tenido mucho miedo", dijo Spruel ante el tribunal. "Pensé que me iba a morir", añadió.

En su testimonio de apertura el día anterior, el fiscal de distrito George Brauchler prometió al jurado que escucharía a todas las víctimas del ataque, ya que considera que Holmes actuó de forma calculada y había planificado todo. "Ese chico estaba sano", dijo el lunes en referencia a Holmes, quien permaneció en silencio en la sala escoltado por sus defensores públicos.

Munido de una máscara de gas y un chaleco antibalas, Holmes ingresó a la función de medianoche en el cine de Aurora el 20 de julio de 2012.

Los abogados de Holmes afirman que el ex estudiante de neurociencias sufre de severos problemas mentales y llevó adelante el ataque en medio de un episodio psicótico.

Si Holmes es condenado, el jurado decidirá la pena -prisión de por vida o pena de muerte- en una segunda etapa. Si se lo considera no culpable por insania, lo más probable es que sea internado en una institución de salud mental.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 02:52
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 02:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"