En Chile acusan a Cobos de favorecer a empresas por el Trasandino

El diputado chileno Esteban Valenzuela fue muy duro con el gobernador mendocino. "Tiene que explicar por qué una persona que puede ser el vicepresidente,  presenta proyectos por empresas y no pide a los gobiernos que avancen en la licitación internacional", disparó. Lo acusan de esconder "intereses subalternos" en esta millonaria iniciativa.

Las demoras en el proyecto de reactivación del Tren Trasandino Central y la aparición de nuevos empresarios interesados no sólo en poner en marcha de nuevo el ferrocarril que une Mendoza con la ciudad chilena de Los Andes sino también en la construcción de un nuevo túnel a baja altura, generó sospechas del otro lado de la cordillera. El apuntado es el gobernador Julio Cobos, a quien acusan en Chile de "grises gestiones" y de esconder "intereses subalternos" en esta millonaria iniciativa.

El denunciante es el diputado Esteban Valenzuela (independiente), quien en diálogo con MDZ afirmó: "El gobernador Cobos tiene que explicar por qué una persona que puede ser el vicepresidente de Argentina presenta proyectos por empresas y no pide a los gobiernos de Chile y Argentina que avancen en la licitación internacional".

En su página web, el legislador oriundo de Rancagua asegura que "tras el fracaso evidente de reponer el tren Transandino a cuatro mil metros de altura, se anuncia ahora que la solución es un túnel a 2.500 metros de altura, que costaría tres mil millones, mientras en la zona de Coya (O´Higgins) los mismos gobiernos saben que el túnel es la mitad más corto y costaría un tercio que el de Los Andes".

Esta supuesta incoherencia -de acuerdo a la opinión de Valenzuela- tienen dos explicaciones: "Las grises gestiones del gobernador Cobos de Mendoza, y la pasividad irritante de las autoridades chilenas de Relaciones exteriores y el Ministerio de Obras Públicas de Chile (MOP)".

Ayer el diputado agregó que "esta obsesión del Gobernador por un proyecto, por un trazado, y relacionado con la empresa, me generan dudas y una enorme sospecha".

La reactivación del Tren Trasandino (que cruzó la cordillera hasta 1.984) nació como un proyecto de la empresa mendocina Tecnicagua. En 1.999 la ambiciosa obra requería una inversión de 120 millones de pesos / dólares, y el año pasado ese monto se había multiplicado: en 2006 eran necesarios 436,7 millones de dólares para rehabilitar el ferrocarril.

En setiembre de 2006 los presidentes Néstor Kirchner y Michelle Bachelet firmaron en Mendoza el llamado a licitación para su reconstrucción, aunque el proceso sufrió varias postergaciones desde entonces.

En las últimas semanas se conoció que Eduardo Eurnekian (propietario de Aeropuertos Argentina 2000) compró los derechos del proyecto a Tecnicagua. Según versiones, el empresario argentino se habría asociado con el grupo chileno Luksic para volver a poner en marcha el tren.

Pero eso no fue todo: también se habla de la construcción de un túnel bajo la cordillera de los Andes para la habilitación de una vía de comunicación entre los dos países.

Estos cambios respecto de la iniciativa original produjo la desconfianza de Valenzuela, quien acusa a Cobos de estar "obsecionado". Por eso afirma que "tenemos la presunción de que tras la obsesión del gobernador Cobos de hacer la solución en el eje Los Andes- Mendoza, se esconden intereses subalternos, ya que no se explica de otra forma el desfile de empresas con proyectos cada vez más caros para dar la solución para el tránsito permanente entre Chile y Argentina".

Lobby

Tras las críticas del chileno se esconden sus intenciones para que ese túnel a baja altura comience en Las Leñas y termine en Rancagua, ciudad de la que también fue alcalde.

En este sentido, informa que en 1.999 culminó el estudio de un consorcio chileno-francés que analizó toda la cordillera central, determinando que el túnel Las Leñas (frente a Rancagua) es el de más baja altura (2,100 m), más corto (13 km) y más barato en las estimaciones (mil millones de dólares considerando túnel, acceso y costo financiero).

"Precisamente, competía con la opción dos, de un túnel en Los Andes, que es el que ahora quieren reflotar los argentinos. Este túnel sería a 2.500 metros, mediría el doble (26 kms) y su costo sería de tres mil millones de dólares", agrega el político en su sitio personal.

Además, Valenzuela agregó a El Mostrador.cl que ha estado haciendo consultas y gestiones ante las autoridades de la cancillería y el MOP, pero que no ha obtenido aún respuestas satisfactorias en la materia.

Indicó que ya expuso el tema en la Cámara de Diputados y que espera que el resto de los parlamentarios de la Sexta Región y el intendente "se den cuenta de que acá se está entrando por la ventana un túnel de baja altura que no es el más conveniente para los intereses nacionales".

"Aquí se habló originalmente se reponer el Tren Transandino y ahora ellos, tomando como que son parte del mismo proyecto, están planteando un túnel de baja altura donde iría un tren también y esos no son los $ 300 millones que iba a costar rehabilitar el Tren Trasandino, sino que -como lo han señalado los propios inversionistas- eso costaría US$ 3.000 millones", sostuvo el diputado chileno, quien además apuntó que inicialmente se habla de recursos privados, pero que después "se traducen en un determinado nivel de peajes para los usuarios".

A continuación, un video del diputado chileno donde defiende el paso de Las Leñas

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 15:47
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 15:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"