Protestan ex presos Guantánamo refugiados en Uruguay

Cuatro hombres que estuvieron detenidos en la cárcel que Estados Unidos mantiene en territorio cubano reclaman ayuda económica desde Montevideo.

Cuatro ex presos de la cárcel de Guantánamo refugiados en Montevideo que se mantienen desde el viernes apostados frente a la embajada de Estados Unidos para reclamar ayuda de ese país aseguraron hoy en un comunicado que no están recibiendo ningún tipo de apoyo económico.

La protesta, pacífica y silenciosa, la iniciaron tres de ellos y luego se sumó otro. Son tres sirios y un tunecino, quienes hoy emitieron un comunicado en un sitio web en el que explican que pretenden hacer oír sus reclamos al mundo.

Manifestarse ante la sede diplomática estadounidense era algo que no querían hacer, aseguran. "Tratamos de todas las formas posibles y caminos oficiales, hablamos con varios representantes del gobierno, pero nuestras condiciones (de vida) no han cambiado".

Presos Guantanamo Uruguay


Los ex reclusos pretenden hablar con el embajador de Estados Unidos. Un vocero de la representación les transmitió que desde mediados de diciembre no hay jefe diplomático en Montevideo, ya que la embajadora acaba de culminar su misión. También se les indicó que deben pedir las entrevistas por los canales normales.

Los ex reclusos se quejan de que Estados Unidos les quitó sus derechos y no se hace cargo de la situación.

Desde su arribo en diciembre a Montevideo como refugiados los seis ex presos de Guanatánamo, cuatro sirios, un palestino y un tunecino, son asistidos por organizaciones internacionales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Estuvieron en una casa que les cedió la central única de trabajadores de Uruguay, aunque algunos habitaron transitoriamente en un hotel al surgir ciertos problemas en la convivencia.

Según afirmaron los ex reclusos en el comunicado difundido hoy, la ayuda económica internacional se cortó porque se rehusaron a firmar "algunos papeles" que les dieron, ya que consideran que las condiciones allí estipuladas son diferentes a las acordadas con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

Aseguran que el gobierno uruguayo les dijo que, en su condición de refugiados políticos, daría viviendas y pagaría los gastos de agua, electricidad, gas y conexión a Internet por tres años. "Pero ahora no tenemos ayuda de ningún tipo", afirman.

"Queremos dejar en claro a los uruguayos que queremos trabajar y vivir en Uruguay. Sin embargo, debe entenderse que éste es un proceso que lleva tiempo; por ejemplo, nuestro primer objetivo es aprender español", agregaron en el comunicado.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 12:41
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 12:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"