Actualizada

Arrestan a 12 durante protesta por Freddie Gray en Baltimore

Manifestantes lanzaron botellas contra el cordón policial en la Universidad de Maryland. La protesta es por la muerte violenta de Freddie Gray, el afroamericano, a causa de las heridas recibidas por la policía..

 Miles de manifestantes salieron el sábado a las calles de Baltimore en la mayor movilización a la fecha por la muerte Freddie Gray y después de horas de protesta pacífica, grupos de inconformes quebraron escaparates y la ventana de un auto patrulla de la policía.

Dos personas resultaron heridas y cuando menos 12 fueron arrestadas durante los desórdenes que tuvieron lugar cerca del estadio de béisbol Camden Yards, donde jugaban los Orioles de Baltimore y los Medias Rojas de Boston. Al final del encuentro se indicó a los aficionados que permanecieran en el estadio debido a una situación de seguridad pública, pero antes del juego, manifestantes y aficionados se enfrentaron en un bar.

Gray falleció el 19 de abril debido a una lesión fatal en la espina dorsal mientras estaba en detención policial. Las autoridades no han explicado cómo o cuando sufrió la lesión.

La policía afirma que Gray debió recibir atención médica en el lugar donde estaba arrestado — antes de que lo subieran a una camioneta policial de transporte esposado y sin cinturón de seguridad, lo que constituye una infracción de la política del departamento.

En sus primeras declaraciones públicas desde la muerte de Gray, su hermana gemela, Fredricka Gray, hizo un llamado a la calma en una conferencia de prensa conjunta con el alcalde.

"Mi familia quiere decirles, ¿por favor pueden frenar la violencia?, afirmó. "Freddie Gray no habría querido esta situación. El padre y la madre de Freddie no querrían que nadie (...) La violencia no trae justicia".

Desde la muerte de Gray ha habido protestas casi a diario. El sábado, un pequeño grupo de personas lanzó latas y botellas de plástico hacia la policía. Un manifestante quebró la ventana de un coche patrulla, tomó del interior una gorra de policía y se la puso mientras permanecía de pie en el techo del vehículo con otros manifestantes.

En ese momento, docenas de agentes se dirigieron a la zona, se pararon y formaron líneas triples. Los manifestantes se dispersaron pero regresaron minutos más tarde y comenzaron a gritar "¿Qué queremos? ¡Justicia! ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!".

Desde el interior del estadio, los aficionados observaron la concentración de los manifestantes.

Antes de que la protesta deviniera en tensión y violencia, los manifestantes colmaron dos cuadras y marcharon casi tres kilómetros (dos millas) hasta la alcaldía, donde la multitud llenó la plaza con jardines contigua al inmueble

Tanya Peacher, habitante de Baltimore de 36 años, dijo que nunca había participado en una protesta anteriormente, pero ver el video del arresto de Gray la motivó a hacerlo.

"Vi a mi hijo", comentó, "y pensé: 'ese es mi hijo'''.

Habitantes de todas las edades, y de otras partes además de Baltimore, expresaron el sábado su indignación por el proceder del departamento y las autoridades locales en torno a la investigación de la muerte de Gray.

En cierto momento, la multitud guardó un minuto de silencio frente al hospital Shock Trauma, donde falleció el joven negro. Los manifestantes se dirigieron después a Camden Yards.

En un cruce en el centro de la ciudad, decenas de manifestantes escenificaron un plantón en el que se tendieron en la calle como si estuvieran muertos.

Con un letrero alrededor de su cuello que rezaba "Yo soy Freddie Gray", Dante Acree, de 33 años, se unió a miles de personas afuera de la alcaldía. Acree asistió a la manifestación porque "pudo haber sido uno de mis hijos".

"Pudo haber sido mi hermano, mi papá", comentó. "A mí me gustaría recibir la misma clase de apoyo".

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 16:15
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 16:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"