El musulmán que murió por querer salvar a un cristiano

La historia se conoció esta semana y el protagonista es un hombre que se mezcló entre un grupo de cristianos ejecutados por ISIS.

La novedad la dio a conocer una publicación del Pontificio Instituto de Misiones Exteriores y el protagonista se llama Jamaal Rahman. Pese a ser musulmán fue ejecutado por Estado Islámico en Libia junto a un grupo de 28 cristianos etíopes. ¿Por qué? Por querer salvar a un amigo católico que integraba ese grupo.

Además del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras, la noticia también fue confirmada desde el otro bando por yihadistas de Al Shabab, que calificaron la heroica acción de Jamaal como algo “absurdo”, según informó el periódico de Somaliland Press, que informa noticias de los países que integran la zona conocida como "el cuerno de África" (Somalía, Etiopía y Eritrea).


“En estos días llegaron noticias importantes sobre las nuevas víctimas de la locura yihadista. Por ejemplo, no sólo hay etíopes, sino que además hay eritreos. E inclusive apareció algo inesperado: entre los 28 cristianos etíopes que aparecen en el video (difundido por Estado Islámico) había un musulmán. Su nombre era Rahman Jamaal y fue él mismo un inmigrante de Etiopía. Sólo que la suya es una familia islámica. Esto lo confirmó una fuente totalmente inesperada: un miliciano de la Shabab, los fundamentalistas islámicos en Somalia. Él mismo lo explicó en el periódico Somalilandia: argumentó que Jamaal "se había convertido al cristianismo durante el viaje". Aunque también existe otra versión y es que Jamaal se habría ofrecido como rehén a los yihadistas, en solidaridad con su amigo cristiano, con quien estaba haciendo el viaje. Tal vez pensó que la presencia de un musulmán en el grupo serviría para salvar la vida a otros cristianos. Pero no fue así: lo mataron y fue tratado como un apóstata”, describe la publicación del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras.

La historia y la decisión de Jamal Rahman recuerdan la de Mahmoud Al 'Asali, el profesor universitario musulmán que el verano pasado en Mosul “se declaró públicamente contra la persecución de los cristianos de la ciudad”. También él pagó con la vida este comportamiento.

Opiniones (1)
21 de agosto de 2018 | 03:33
2
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ese es el problema: las personas buenas pierden. Los violentos, no tienen el menor empacho en matar a quien sea. ¿ética, principios? naaahhhhh. Esto pasa en cada rincón de la tierra. Por eso la humanidad está perdida y los insectos heredarán el planeta. Ese hombre no importaba si era musulmán, o budista, simplemente era demasiado bueno para que sus asesinos lo soportaran. Lamento no creer en otra vida más que esta.
    1