85 muertos en las últimas horas por la violencia en Siria

Al menos 30 rebeldes islamistas y 12 combatientes del EI murieron en combates en la región montañosa de Al Qalamun.

 Al menos 42 personas murieron en las últimas 24 horas en Siria en intensos combates entre el grupo islamista Estado Islámico (EI) y otras facciones rebeldes en la provincia de Damasco, al tiempo que otras 43, muchas de ellas civiles, murieron en bombardeos gubernamentales en otras tres provincias, informó una ONG. 


"Al menos 30 rebeldes islamistas y 12 combatientes del EI murieron en combates" en la región montañosa de Al Qalamun, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG opositora al gobierno sirio que tiene su sede en Londres.

Al Qalamun es una región que está partida en dos: la parte occidental es controlada por el gobierno sirio y por el movimiento chiita libanés Hezbollah, mientras que el sector oriental es escenario de disputas entre los rebeldes y el EI por sus rutas que conducen a la frontera con Turquía al norte, y la frontera jordana al sur.

El Observatorio afirma que el EI ya controla dichas rutas pero su objetivo ahora es "asfixiar" a los rebeldes que desde 2011 luchan contra las fuerzas de seguridad para derrocar al gobierno. 

Por otro lado, al menos 11 personas murieron por bombardeos de las fuerzas gubernamentales en dos ciudades de la provincia de Damasco, informó la cadena de noticias CNN. 

"Es probable que haya habido aún más muertos por el ataque debido a que hay gente en estado crítico", señaló el director del Observatorio, Rami Abdel Rahman.

Además, 12 personas murieron en la provincia norteña de Alepo, y al menos 40 resultaron heridas en los ataques aéreos del gobierno en Dayr Hafir, una ciudad controlada por el EI.

"Todavía hay personas atrapadas en los edificios después de que se derrumbó", aseguro Rahman.

Asimismo, 13 civiles murieron en un bombardeo durante la madrugada del martes en la ciudad de Maarat al-Numan, en la provincia de Idlib, cuya capital es controlada por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda. 

 Otras siete personas, entre ellas una pareja con sus cuatro hijos, fueron asesinados por los bombardeos rebeldes en Jisr al-Shughur, una de las pocas ciudades de la provincia de Idlib que aun es dominada por el gobierno de Bashar Al Assad. 

Desde que el gobierno perdió el control de Idlib, las fuerzas de seguridad no han cesado en su intento por socavar a las fuerzas rebeldes para evitar perder el control de la ruta de suministro entre Ariha y Jisr al-Shughur.Desde marzo de 2011 Siria es escenario de una cruenta guerra civil que según las Naciones Unidas ya causó más de 220.000 muertos. 

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 07:23
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 07:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"